Directivos de bancos venezolanos quebrados en 2009 participaron en inauguración de Daka en Panamá (FOTOS)

El ministro panameño de Comercio e Industrias y dos directivos de bancos venezolanos quebrados a finales de 2009 participaron en la inauguración de la tienda Daka abierta en agosto pasado en un exclusivo sector de la capital de Panamá.
Así se puede constatar en una reseña periodística y fotográfica del evento realizado el pasado jueves 29 de agosto, que fue publicada en el diario La Estrella, el más antiguo (fue fundado en 1853) del país del istmo.


La reseña, firmada por María Elizabeth Morales, se publicó en la sección de Sociales y explica que "una de las tiendas de electrodomésticos más grande de Venezuela abrió sus puertas en Panamá". Y agrega que "entre los invitados destacó la presencia de empresarios y clientes."
En la primera de una serie de siete fotografías se observa al ministro de Comercio e Industrias, Ricardo Quijano, quien cortó la cinta inaugural y a su lado el guía espiritual musulman Shej Fitiam, quien ofició el ritual religioso de bendición del local. Los otros dos hombres en el primer plano de la imagen son el propietario de Daka, Falles Ramadan y el gerente general del grupo, Delfin Gómez.

La quinta foto de la reseña muestra al humorista Benjamin Rausseo, conocido como "El Conde del Guácharo", en el medio de dos hombres identificados, en la leyenda de la imagen, como Rodolfo Millán y Guillermo Archila.

Una rápida consulta en la web permite identificar a Millan (Rodolfo José Millan Longart) como director principal del Banco Real, quien fue señalado por el Ministerio Público por su responsabilidad en el delito de apropiación indebida de fondos de los ahorristas, según lo informó la fiscal general, Luisa Ortega Díaz en una nota publicada por el diario El Universal el 29 de diciembre de 2009.

En la misma nota se informaba que la fiscalía 53 había solicitado a la Interpol la captura de Millán Longart y otros 13 banqueros que se habían fugado del país tras la intervención de las instituciones financieras que dirigían.
Por su parte Archila (Guillermo José Archila Silva) era director principal de Banorte, el último de los ocho bancos que debió intervenir la Superintendencia de Bancos (Sudeban) "puesto que había incurrido en una situación de iliquidez que no le permite cubrir sus obligaciones en el corto plazo", según un comunicado del organismo regulador el 12 de diciembre de 2009.


Si bien los casos corresponden a bancos distintos Millán y Archila trabajaban juntos desde años atrás. Una reseña de un cumpleaños del primero (publicada en el diario El Universal) deja constancia de la relación en la que Millán aparece como director ejecutivo de una firma denominada Amarillas de Caracas y Archila como ejecutivo de ventas.
La crónica, firmada por Richard Delgado, expone las relaciones de Millán a quien presenta como un  "joven empresario de grandes realizaciones".



Publicar un comentario