Para Parsifal D´Sola la conspiración es un negocio

Posiblemente Parsifal D`Sola Crespo sea el empresario venezolano con mayor capacidad para actuar, al mismo tiempo como hombre de negocios y operador político de un sector de la burguesía venezolana.
Al menos desde hace cerca de 40 años han sonado insistentemente sus jugadas políticas, que han estado marcadas por un pragmatismo más propio de los negocios que de los acuerdos por el control del aparato de gobierno.
Una revisión documental permite ubicar al empresario y a su hermano Vinicio D`Sola en el impulso de la precandidatura presidencial del animador de radio y televisión, Renny Otolinna, en 1977.
De hecho la nota más frecuente, convertida en una especie de “historia oficial”, sobre el intento de postulación de Otolinna, coloca a los hermanos D´Sola como los autores intelectuales de la aventura.
“Tomando en cuenta el poder de convocatoria que tenía por haberse ganado la confianza del pueblo, decidió en 1978 (bajo la sugerencia de los hermanos Vinicio y Parsifal De Sola) lanzarse como candidato presidencial con su partido MIN, (Movimiento de Integridad Nacional) que se identificaba con sus lentes.”
Eso dice el texto publicado en la página oficial en Facebook del Nº 1 de la televisión venezolana.


Negociante de la política
Aunque formalmente no lo es, su presencia en el escenario público está más relacionada con lo político que con los negocios.
Dice haber apoyado la candidatura de Hugo Chávez en 1998, cuando resultó electo. Aunque advierte inmediatamente que comenzó a cuestionarlo apenas meses después de iniciado su gobiernos, según lo declara en el diario El Nacional a mediados del año 2009.
Su acercamiento a Chávez fue similar al que realizaron otros miembros de la burguesía venezolana (nucleados en torno a Luis Miquilena) con la idea de controlar al candidato que se perfilaba ganador.
Sin embargo el valor y la definición clara del proyecto del lider bolivariano, abortó ese plan en cuestión de meses.
Chávez siguió adelante con su política de inclusión y de recuperar de manos de la burguesía una parte de la renta petrolera, y esto sectores optaron sin mucha reflexión por el golpe de Estado

Otro Carmona-firmante
Parsifal terminó pues en 2002 firmando aquel pretendido decreto de constitución de los nuevos poderes la tarde del 12 de abril.
Pero antes, de acuerdo con una nota del analista político Alfredo Espinoza, era fuerte colaborador del  plan de golpe de la burguesía.
Lo hacía no sólo con aportes financieros, sino con la artticulación de acciones. En febrero de 2002 participó en la organización del acto público donde el coronel de la Aviación, Pedro Soto, anuncia que se revelaba contra el gobierno bolivariano.
Para esa época ya la relación de negocios y especialmente los vinculos políticos con el editor del diario El Nacional, Miguel Henrique Otero se desarrollaban con fluidez y total apertura.
Eso también ocurria con otros empresarios venezolanos con cuestionables antecedentes en los negocios.
Por ejemplo en marzo del año 2000 D`Sola es anfitrión en la isla de Margarita de Gaetano y Cristina Di Mase, expropietarios del Banco Construcción, quebrado durante la crisis bancaria de 1994 en medio de severos cuestionamientos donde se evidenciaba un mal uso de los auxilios financieros.
En los mismos días departe con Teodoro Petkoff, quien habría tomado el descanso y las bondades de Parsifal para repotenciarse a poco de salir a la calle el diario Tal Cual.
Los detalles son conocidos gracias a la una nota de Omar Lares, quien durante muchos años pretendió ser el crónista de la alta aristrocracia caraqueña desde una columna que mantenía en el diario El Universal.

Del 2-D al golpismo abierto
En diciembre de 2007, tras la derrota estrecha del referendo por la reforma constitucional, D`Sola y el editor Miguel Henrique Otero, promovieron la formación del llamado movimiento 2-D.
El carácter golpista de esa agrupación se fue poniendo de manifiesto en la medida que planteaba salidas anticonstitucionales.
En septiembre de 2008 se dieron a conocer unas grabaciones de audio de conversaciones telefónicas entre Vinicio D`Sola, hermano de Parsifal, y militares activos del componente de la Aviación.
En las mismas se plantea abiertamente la ejecución de acciones militares con la participación de efectivos de alto rango como los generales Barroso Herrera, Báez Torrealba y Millán Millán.
En la investigación que adelantó una comisión especial parlamentaria, queda evidenciada además la participación de Parsifal D`Sola en el plan.
En 2009, luego del triunfo del referendo de la emienda, D`Sola le dijo a El Nacional que el presidente Chávez le daba un golpe diario a la Constitución.
Y precisaba que las mismas Fuerzas Armadas que abortaron el carupanazo, el porteñazo y el 4F sacarán, por la vía democrática, al Presidente de Miraflores.

Un extraño y largo negocio hotelero
Se dice que que Parsifal D`Sola es un empresario hotelero. Sin embargo aún el que sería su hotel, el centro turístico Perlamar, en el estado Nueva Esparta, no está concluido. El dice que lleva el 96%.
La empresa que actua como promotora, Desarrollos Perlamar fue creada hace 40 años en Caracas, y la construcción como tal del complejo lleva cerca de 15 años.
Además la ejecución ha sido muy accidentada con frecuentes demandas por atrasos en los pagos e incumplimientos por parte D`Sola.
Hasta su propio abogado, Diógenes Cancine le formulò una demanda para cobrarle sus honorarios como jurista.
Y lo más reciente es la apertura de una averiguación penal por parte de la fiscal Katherine Harrington por la comisión de delitos relacionados con la legitimación de capitales, que motivo la ocupación del hotel mientras dure el procesamiento jurisdiccional.

Altamira conspira
De acuerdo con los datos aportados por el presidente de la Asamblea Nacional, diputado Diosdado Cabello, y el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, el empresario D`Sola participò en las reuniones conspirativas realizadas en su apartamento en la urbanización Altamira.
Vale destacar que Vinicio D`Sola, hermano ya fallecido de Parsifal, le decía a uno de sus allegados de sus relaciones numeros militares activos que incorporaba en la conspiración. El testimonio en la Asamblea Nacional no deja mayores dudas.

Publicar un comentario