Oncólogo infantil asesinado quería garantizar a sus pacientes que el cáncer no volviera

Curar a sus pacientes, niños y adolescentes, y garantizar al 100 por ciento que el cáncer no volviera, era la meta del médico oncólogo Jesus Gerardo Reyes Kattar, asesinado a puñaladas en su apartamento de una urbanización de clase media alta ubicado en el sureste de Caracas.

En una entrevista publicada en la revista Sonrisas, el galeno que era el jefe adjunto del servicio de oncología del principal hospital infantil del país, explicó que la atención a los pacientes y a su familia se había humanizado cada vez más y que se le daba mucha importancia los aspectos emocionales.



Reyes Kattar, quien tenía 43 años, fue localizado sin vida en horas de la mañana del pasado miércoles 20, luego de permanecer sin contacto con sus allegados desde la tarde del lunes 18, informó el Ministerio Pùblico venezolano, en una nota de prensa.

El médico era trabajador del hospital Domingo Luciani, ubicado en El Llanito, en el este de la capital,  y en el hospital de niños, J.M. de Los Ríos, localizado en la urbanización San Bernardino, en el norte de la ciudad.

El fiscal 65° del Área Metropolitana de Caracas (AMC), Edser Parra, fue comisionado para investigar la muerte y actualmente coordina las experticias y diligencias de investigación que practican funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, quienes se trasladaron  a la residencia de la víctima, en Los Naranjos, para recabar elementos de interés criminalístico que sirvan para la resolución del caso.

De acuerdo con la información preliminar, la víctima fue vista por última vez el pasado lunes 18 de mayo, cuando salió del centro hospitalario donde laboraba. En vista de que no atendía las llamadas telefónicas, un familiar se trasladó hasta su apartamento y consiguió el cuerpo sin vida del galeno, con dos heridas de arma blanca en la zona toráxica.

Asimismo, familiares se percataron que en el apartamento faltaban objetos de valor y tampoco consiguieron el vehículo de la víctima en el estacionamiento del edificio.

Cabe destacar que la mañana de este jueves 21 de mayo, fue recuperado el vehículo del médico, un Renault, modelo Symbol, año 2008, en la carretera vieja Caracas-La Guaira, donde los funcionarios del Cicpc lo hallaron abandonado.


Publicar un comentario