El Partido de la Revolución (Aspectos para el debate)

Estas notas, publicadas en el blog http://batallon426.blogspot.com el 18 de octubre de 2007, si bien son personales (y como dicen en las películas “no comprometen las opiniones de mas nadie”), se originan en el debate compartido con mis camaradas del Batallón 426 “Por mi Patria” durante los tres meses del proceso de conformación del PSUV en el 2007. Solo pretenden contribuir con el debate y promover la convicción de que únicamente con una concepción coherente y articulada sobre lo teórico podremos construir el partido de la Revolución en Venezuela.


1) Naturaleza del partido
  • Porque un partido y no un frente o movimiento?: Solo el partido como estructura unificada en lo orgánico e ideológico puede enfrentar la fuerza del capitalismo.
  • Sin Partido no hay revolución: Sin una articulación de las fuerzas que plantean una alternativa al capitalismo no pueden realizarse los cambios que destruyan el modelo capitalista
  • Partido de cuadros o de masas?: Esa organización requiere una participación militante de los elementos con mayor conciencia de clase.
  • No ha sido masivo el proceso: Lo cual no se constituye en una amenaza. Los espacios para la militancia, el activismo social y la participación ciudadana no son necesariamente los mismos.
  • Vanguardia y Elites partidistas: El peligro de los partidos de cuadros es la formación de vanguardias alejadas de las "masas" y que por lo tanto no ejercen ninguna influencia sobre la sociedad. Esa vanguardia termina convirtiéndose en una especie de "fanáticos religiosos", y así es percibida por las comunidades a las que deberían dirigir y orientar. Y por otra parte se podrían conformar "elites" que terminan por constituirse en una nueva "clase dominante". Esto podría ocurrir si se concibe al Partido como un apéndice del Estado con atribuciones de intermediación entre la burocracia estatal y la sociedad. De allí se derivarían situaciones de "clientelismo", ineficiencia y corrupción.
  • Democracia participativa vs. Centralismo Democrático: Si bien debe haber unidad de criterio, donde la minoría acepta las decisiones democráticas tomadas por la mayoría, eso podría generar un modelo de dirección que ahogue el debate y la crítica. El modelo de democracia participativa podría ser una alternativa, en cuanto se asume que la máxima autoridad del Partido y de sus organismos de base son las asambleas de militantes. Eso significa adicionalmente que la "linea" no se baja, sino que se sube.

2) Papel del partido
  • Acabar con la pobreza, justicia social?: Ese es el discurso de la socialdemocracia (o de Primero Justicia), pero no se puede acabar con la pobreza si se mantiene el modelo que la genera
  • Destruir el capitalismo/Construir alternativa al capitalismo: La misión es acabar con el capitalismo, al tiempo que se construye un modelo alternativo.
  • Construir el socialismo siglo XXI/Bolivariano/ Modelo alternativo al capitalismo: Los intentos de construcción del socialismo han degenerado en modelos altamente cuestionables (URSS, China, Camboya). El reto es construir una alternativa que garantice que no se caerá en esos mismos errores.
  • Dirigir a la sociedad en ese proceso: El partido de convierte en estructura orgánica de dirección de ese proceso. Ese papel va más allá, supera al Estado como aparato burocrático. Y en su relación con la sociedad no la ahoga sino que mantiene una interacción donde mutuamente se nutren.

3) Caracteristicas del militante
  • Formación ideológica: El militante al ser el elemento de clase más consciente, lo es por su formación ideológica y por su compresión de la sociedad. Eso incluye comprender su entorno socio-politico y económico más inmediato.
  • Liderazgo social: El militante participa activamente como líder social en su comunidad, como elemento orgánico del partido en la conducción de la sociedad.
  • Gente ejemplar: si se puede definir un paradigma en lo individual el militante revolucionario podría ser lo mas parecido a un "ciudadano ejemplar"
  • Militante del valor del trabajo: en contraposición al valor de la acumulación de riqueza y de capital que propone el capitalismo, los socialistas reivindicamos el trabajo como el principal valor que orienta nuestras vidas. De hecho asumimos que el trabajo es la fuente de valor. Nuestra riqueza es nuestra capacidad de trabajar y de producir en forma eficiente y eficaz y cada día nos educamos e incorporamos nuevos y mejores métodos para que ello sea así.

4) El Sujeto de la Revolución
  • Uno de los aspectos indispensables de definir es quien es el sujeto de la Revolución. En el marxismo clásico se asume que es el proletariado, es decir el clásico obrero de fábrica de la segunda Revolución Industrial. En este momento, cuando el capitalismo ha evolucionado hacia la llamada "globalización" y la "revolución de la información" parece urgente reevaluar estas definiciones.
  • Nuevo Proletariado, Oprimidos y Excluidos: La evolución del modelo capitalista modifica necesariamente las características de la clase obrera. El núcleo del concepto sigue siendo que el proletariado es la clase que no posee los medios de producción y vende su fuerza de trabajo. Ese proceso de venta de la fuerza de trabajo puede ser a través del trabajo asalariado, del trabajo informal o precario y del trabajo por cuenta propia. La naturaleza del trabajo incluye ya no solo actividades manuales simples, sino también actividades manuales complejas, no-manuales simples y de dirección de aspectos específicos de la gestión de producción. (Con esto desaparece la división de trabajo manual y trabajo intelectual concebido en forma simple). Estas transformaciones de las relaciones de trabajo propiamente no modifican en su esencia la característica fundamental del modelo capitalista, simplemente el mecanismo de la explotación se hace más complejo. Sin embargo de esa complejización de las relaciones de trabajo pueden surgir otros conceptos que contribuyan a entender el modelo de explotación: los oprimidos y los excluidos. La opresión se origina en la forma que asumen las relaciones de producción en el capitalismo. Oprimir es inherente al modelo, esa es la única manera de apropiarse de algo que es del otro. La exclusión entretanto es una consecuencia de ese modelo: en tanto que la fuerza de trabajo requerida es de mayor cualificación, quienes no logren ese nivel simplemente no tienen nada que vender y quedan fuera del modelo. Es importante reiterar que estas categorías de oprimidos y excluidos no sustituyen a la categoría de proletariado, solo la hacen más compleja en la misma medida en que se complejizan los procesos de producción. En conclusión este nuevo proletariado (diverso, complejo, distinto) es el sujeto de la Revolución.
  • Los Oprimidos y los Excluidos: Si bien los trabajadores (en su sentido más amplio) son el sujeto protagónico de la Revolución, por su papel dentro del sistema de producción capitalista, no podemos dejar por fuera a los sectores que podemos categorizar como oprimidos o excluidos. Esos sectores se forman como consecuencia del modelo capitalista y su opresión y/o exclusión proviene de allí. Los desempleados (ejercito industrial de reserva), los marginados de la ciudad y del campo, los trabajadores no-calificados (y por tanto con trabajos precarios), los productores y comerciantes pequeños y medianos (y por lo tanto sometidos a los dictados de los monopolios y oligopolios) y los ciudadanos con opciones de vida alternativas (por razones religiosas, de salud, de preferencia sexual) tienen cabida y son actores de la Revolución.

5) El Estado
  • Hegemonía del Proletariado: En contraposición a la Dictadura del Proletariado (entendida como simple control del aparato del Estado) proponemos un Estado con hegemonía del proletariado y de los oprimidos. Se trata de un Estado que expresa los intereses de la sociedad como un todo pero le da preferencia a los intereses de los trabajadores y de los oprimidos/excluidos por el modelo capitalista en proceso de liquidación.
  • Poder Comunal vs. Estado: Ese Estado controlado hegemónicamente por lo trabajadores, sin embargo está enfrentado con el dueño del poder originario. Es decir no es más que un modelo de transición que impulsa su desaparición hasta devolver el poder y la gestión a la sociedad. En este contexto se inscribe el fortalecimiento del Poder Comunal donde deliberadamente los revolucionarios propulsamos la entrega de competencias a las comunidades y nos mantenemos vigilantes para que el Estado no se fortalezca indebidamente impidiendo su desaparición.
  • Burocracia vs. Sociedad: La expresión orgánica del Estado (burgués o de lo trabajadores) es la burocracia: la sociedad delega en los burócratas el poder, el papel y el trabajo que es y debería ser ejercido por los ciudadanos. Esa cesión de poder en el Estado burgués se tiende a hacer permanente por definición. Por el contrario en el modelo de Estado que proponemos los ciudadanos se niegan a ceder permanentemente esa función y la burocracia ante el acoso ciudadano (vigilancia, reclamos, control social) toma conciencia de que no es dueña del poder que circunstancialmente detenta.
  • Partido vs. Estado: El principal peligro para el PSUV es que llegue a convertirse en el Partido del Estado y deje de ser el Partido de la Revolución. El Estado es solo una herramienta (una entre muchas, no es la única) de la que se sirven los trabajadores y el Partido para destruir el capitalismo y construir un modelo alternativo. Sería un error fatal concebir al Partido como la estructura de defensa socio-política del Estado, como una mera extensión de la gestión pública. Por el contrario serán muchas más las veces en que el Partido deberá enfrentarse firmemente a actuaciones (y a omisiones) de los responsables del gobierno que pudieran afectar el proceso de construcción del socialismo.

6) El Modelo Productivo
  • Propiedad de los medios de producción: ¿Propiedad Privada conviviendo con modalidades "socialistas"? Indudablemente en una primera etapa esto será así. Sin embargo nos orientaremos a fortalecer modelos de propiedad distintas (como lo plantea la Reforma). Asimismo buscaremos debilitar la gran propiedad capitalista, desmontando en lo legal, organizativo y urbano los monopolios y las ofertas concentradas. Como Partido seremos vigilantes para que la actuación del gobierno (en todas sus instancias, incluyendo los mecanismos de autogobierno) no favorezca ni directa ni indirectamente la aparición de empresas con posiciones de dominio del mercado que impidan el surgimiento y desarrollo de las otras modalidades de producción.
  • Propiedad Social y/o propiedad colectiva: ¿como transferir los medios de producción a la sociedad? Vamos a trabajar en la definición de modelos de transferencia real de los medios de producción a la sociedad y a los colectivos. El camino no es el estatización sino la efectiva socialización y colectivización de los medios de producción.
  • Eficiencia y gestión de la producción: el Estado nunca "quiebra", ¿y la sociedad sí? La gestión de producción socialista tiene que ser eficiente. El Estado (que realmente es la sociedad) no puede pagar las ineficiencias de quienes manejan los medios de producción. De hecho la exigencia de eficiencia en las nuevas modalidades empresariales tiene que ser mayor, tanto en los aspectos financieros estrictamente como en los aspectos de servicio a la sociedad
  • Valor del Trabajo: igual a tiempo? Modelo de Dieterich. Hay que seguir avanzando en las definiciones del Valor del Trabajo. Eso además nos acercará a un nuevo modelo de eficiencia
  • Trabajo manual y trabajo intelectual/Trabajo simple y trabajo complejo: El socialismo supone un estadio superior para el modelo productivo. Esto debe traducirse en la aparición de tareas de mayor complejidad, menos rutinarias, mas creativas. Implica el uso expandido de las capacidades de la gente en crear, en mejorar y en disfrutar su trabajo y el fruto del mismo. El trabajo se convierte en una actividad vital en el sentido que permite obtener satisfacciones tanto materiales como espirituales. No se trabaja para comer, se trabaja como parte del acto de vivir.
  • Tecnología, automatización y control de la producción: La tecnología es un aliado de la sociedad y del trabajador en el proceso productivo. No es una amenaza como en el capitalismo. Su uso está orientada a reducir los riesgos laborales y los daños a la salud del trabajador, así como a ser más eficiente la producción. Esto se traduce en beneficios para la sociedad como consumidora (en cuanto tendrá productos de mejor calidad y a menor costo) así como para el trabajador que podría disfrutar de tiempo libre o incrementar su capacidad productiva en otras áreas.
Publicar un comentario