Koesling estuvo al servicio de terratenientes


Una serie de actuaciones marcadas por la violencia vinculan el apellido Koesling con miembros prominentes de la burguesía venezolana que se apoderaron de tierras en Amazonas y Apure, según lo refleja una revisión documental.
Básicamente se trata de las intervenciones de Ramón Emilio Koesling Salas, un periodista y padre del clan, y de Ricardo Emilio Koesling Nava, abogado y el más visible integrante de la familia, en defensa de millonarios caraqueños.
El caso más antiguo data de 1984, cuando Hermann Zingg fue denunciado por las agresiones a indígenas de Amazonas.
Allí se presenta el periodista Koesling y escribe a favor de Zingg y en contra de la comunidad indígena. Así creó una versión de los hechos que fue avalada por figuras como Paulina Gamus y David Morales Bello, de Acción Democrática, y de Paciano Padrón y Oswaldo Álvarez Paz, de Copei.
Vale acotar que desde hace dos años, el INTI adelanta un proceso de rescate de las tierras que posee Zingg en Amazonas.
A finales de los años 80 se localiza a Ricardo Koesling en el estado Apure actuando como abogado de policías, militares y latifundistas.
Su relación con Alfred De Fries, poseedor del hato El Porvenir, lo implica en secuestros simulados y acusaciones a vecinos, como Ramón Donato Díaz, a quien señalaron como colaborador de la guerrilla colombiana. El propósito habría sido que el alemán ampliara aun más sus posesiones.
Desde diciembre pasado el hato El Porvenir está sometido a un proceso de rescate ordenado por el presidente Chávez ante la exigencia de los pobladores del municipio Muñoz que carecen de tierras para la producción ganadera.
250 familias esperan frente al predio que se concrete la medida, ha informado el diario Ciudad Ccs.
__________
Un aviador alemán a quien le gustaba “cazar” indígenas
Hermann Gustav Zingg Reverón es un millonario y aviador de origen alemán, quien en 1984 protagonizó un escándalo por los atropellos que ejecutó contra miembros de la comunidad indígena piaroa guanay, en el valle de Manapiare, actual estado Amazonas.
Poseedor desde 1972 de 7.500 hectáreas del hato San Pablo, comenzó a hostigar a los indígenas con el fin de extender las tierras bajo su dominio.
Aspiraba tomar 12 mil hectáreas según la denuncia publicada en la Revista SIC, editada por el Centro Gumilla de los jesuitas.
El 19 de junio de 1984 el propio Zingg, tripulando su avión DC-3, aterrizó en la comunidad, y de la aeronave bajaron seis hombres armados, unos uniformados y otros de civil. Portaban ametralladoras y granadas y aparentemente eran de un cuerpo policial antiguerrillero. Penetraron a las viviendas, golpearon a tres indígenas y causaron terror entre la comunidad.
La denuncia, respaldada por la Iglesia católica en Amazonas, incluía el señalamiento de que Zingg había contratado peones de Apure expertos en “guahibear”, es decir, matar indios guahíbos.
Ante los señalamientos contra el multimillonario, la prensa caraqueña comenzó su defensa.
El primero fue el periodista Ramón Koesling, columnista del diario El Universal, quien lanzó la tesis de que en Amazonas se gestaba un movimiento subversivo de carácter “castro-comunista”.
Luego sectores políticos de AD y Copei respaldaron esa versión y produjeron en el Congreso un informe en ese sentido.
Pero la presión de la Iglesia y de otros sectores impidió que se oficializara tal afirmación.
__________
“El Porvenir” de Apure terminó en una masacre
El 29 de octubre de 1988 ocurrió la llamada “masacre de El Amparo”, donde fuerzas conjuntas policiales y militares mataron a 14 pescadores que hacían un sancocho. Sobrevivieron José Augusto Arias y Wolmer Gregorio Pinilla.
La matanza puso al descubierto una conspiración donde policías, militares y abogados como Ricardo Koesling y Alvaro Rotondaro ofrecían sus servicios a terratenientes para expandir aun más las tierras bajo su control, según lo denunció el 26 de febrero de 1989 el cineasta y diputado Carlos Azpurua en el diario El Nacional.
El grupo, donde actuaban el comisario de la Disip Henry López Sisco y el general Humberto Camejo Arias, jefe del Cejap (un comando especial combinado) actuaba en alianza con un ganadero de origen alemán llamado Alfred Arnin De Fries Skene.
Poseedor de unas 100 mil hectáreas integradas en el hato El Porvenir, De Fries fue señalado de simular su propio secuestro para acusar a un vecino y de esa manera intentar apoderarse de sus tierras.
Asimismo, según la denuncia de Azpurua, el grupo ofrecía servicios privados de seguridad a los ganaderos de la región del Alto Apure y para ello creaban situaciones de violencia que justificaran su actuación y presencia en el lugar.
El cineasta, que acusaba a De Fries de apoderarse de tierras de las poblaciones de Bruzual y San Vicente con la ayuda de Ricardo Koesling, fue posteriormente perseguido judicialmente y amenazado de muerte.
La Corte Suprema, en ponencia de Otto Marín Gómez, autorizó el allanamiento de su inmunidad ante la solicitud del abogado. Pero el Parlamento negó la medida.
__________
En el Banco de Venezuela cobra Ricardo Emilio Koesling Nava su pensión por vejez que le deposita puntualmente el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales. Son 2.047, 52 bolívares, equivalente al salario mínimo, según se puede verificar en la página web de la institución.
Aunque es público su desempeño como jurista en su propio escritorio jurídico ubicado en el CCCT, en los registros de la seguridad social aparece como trabajador de una firma denominada Inversiones La Cita, S.A.


Ese es el último empleador de Koesling para efectos de la pensión. Su egreso de esa empresa es el 18 de diciembre de 1998. A partir de ese momento queda cesante con 713 semanas cotizadas.
Habiendo nacido en 1948, el abogado podía optar a la pensión a los 60 años, es decir, en el año 2008. Ya que la norma establece un mínimo de 750 semanas pagadas, podría suponerse que Koesling se acogió al pago excepcional de las cotizaciones faltantes, autorizado por el presidente Chávez para poder recibir su pensión.
Un dato llamativo es que la empresa empleadora tiene como dirección la calle principal de Mamera, número 256. No posee RIF y la persona responsable no aparece asentada en el Registro Electoral y tiene como año de nacimiento el de 1927.
Adicionalmente la firma (¿puede cotizarse al IVSS sin RIF o cédula?) acumula una deuda superior a 1 millón 158 mil bolívares, y es evidente que nunca canceló suma alguna.
Hasta 2007 la facturación no supera los 200 bolívares, pero luego registra aumentos importantes como si se hubiera ingresado nuevos trabajadores. En febrero de 2008 facturó 75 mil bolívares y en octubre de 2009 llegó a 236 mil. Pero sin realizarse ningún pago, ni por convenio.
VÍCTOR HUGO MAJANO/CIUDAD CCS

Publicar un comentario