Gobierno venezolano captura contrabando de 1 mil 500 toneladas de hierro y aluminio con destino a Colombia

Unos 1 mil 500 toneladas de chatarra ferrosa y no ferrosa, transportadas en 50 gandolas con destino a Colombia, retuvo el gobierno venezolano en la fronteriza ciudad de Ureña (Táhira), anunció el jefe del Comando Estrategico Operacional de la FANB, mayor general Vladimir Padrino López.

A través de un mensaje en su cuenta twitter @vladimirpadrino, el alto jefe militar precisó la cifra y anexó una foto de los vehículos de carga retenidos en una operación coordinada por la Región de Defensa Integral (ReDI) Andina.




Si bien Padrino no precisó detalles, su mensaje indica que se trató de una retención puntual en fechas muy recientes, por lo que sería el decomiso más cuantioso efectuado en la frontera.

Hace una semana también se reportó la retención de 110 toneladas de aluminio en en municipio fronterizo Mara, en el estado Zulia. 

“La mercancía era transportada en 3 vehículos tipo gandolas y fue descrita como 26 bobinas de aluminio puro y 200 bloques del mismo material, para un total aproximado de 110 toneladas de material ferroso perteneciente al Estado Venezolano. Por este caso quedaron detenidos 3 ciudadanos, identificados como José de los Santos Vásquez Arias, 52 años, oriundo y  residenciado en Cúcuta Colombia, José David Barrera García de 29 años de origen colombiano residenciado en Barquisimeto y Arcadio José Marchan Díaz de 50 años, venezolano, oriundo de San Antonio del Táchira, los mismos ya se encuentran a orden de la Fiscalía 18 del Ministerio Público quien ordeno ser recluidos en el Centro de Arrestos y Detenciones Preventivas El Marite”,explicó el general Luis Alberto Morales Guerrero, jefe del Comando Regional Nro. 3 de la Guardia Nacional.

El contrabando de materiales ferrosos y no ferrosos, como hierro y aluminio, cuya producción se encuentra a cargo de empresas estatales, es uno de los que afecta de manera importante a la nación sudamericana, ya que sus precios locales son sustancialmente menores con respecto al mercado de los paises vecinos.

Y aunque las autoridades han redoblado los mecanismos de control eso no ha impedido que con la complicidad de funcionarios corrompidos se permita el tráfico de estos insumos.

En julio de 2011 el capitán de la GN, Ysker Enrique Orozco (32), la teniente de ese cuerpo castrense, Eulym Marikarmen Buenaño Rico (31), y el teniente coronel Miguel Ángel Urrieta Manrique (42), fueron imputados por tráfico ilícito de material estratégico, asociación para delinquir y corrupción propia, por su presunta participación en una red que extraía cabillas de la estatal Siderurgica del Orinoco (SIDOR) y las enviaba a Colombia.

Asimismo en esa oportunidad las autoridades descubrieron la existencia de un mercado paralelo de cabillas que se manejaba a través de páginas web como www.mercadolibre.com, según lo reseñó un reportaje publicado por el diario capitalino Ciudad Ccs, firmado por Andrés Paravisini Rodríguez.


Ferreteros consultados en esa oportunidad explicaron que las cabillas de 1/2 y 3/8 pulgada se las ofrecían a precios que variaban entre 35 y 60 bolívares, cuando estába regulada en siete y 14.


Durante la investigación fueron detenidos importantes directivos de la siderurgica, como Luis Salvador Velśquez Rosas, gerente de comercialización, Asimismo la fiscalía proceso a varios empresarios locales que manejaban el negocio como Tatiana Orozco, conocida como la "reina de la cabilla" en medios de prensa.

Más recientemente el Ministerio Público acusó al coronel del Ejército Nacional Bolivariano, Andrés Bermúdez; y los civiles Manuel García y Andrés Ríos, por su presunta vinculación con el tráfico ilícito de aproximadamente 2.700 cabillas, incautadas por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) el pasado 21 de febrero de 2013, en el casco histórico de Ciudad Bolívar.

Asimismo destaca, a fines del año pasado, la captura de otro militar de alto grado, el coronel del Ejércio José Gregorio Acosta Guevara, por la apropiación y desvío de 720 sacos de cemento.

El cargamento fue detenido por efectivos de la Guardia Nacional en la urbanización monseñor Padilla de San Carlos, estado Cojedes, y estaba dirigido a la Gran Misión Vivienda Venezuela, un programa público de construcción de viviendas creado por el ya fallecido presidente Hugo Chávez.

Sin embargo fue desviado para abastecer una fábrica de bloques de construcción, que pertenece al oficial.

Cabe mencionar que el coronel Acosta Guevara había sido el comandante de 612 Batallón de Ingenieros de Construcción y Mantenimiento Cnel Juan Uslar, perteneciente al Sexto Cuerpo de Ingenieros del Ejército, con sede en Caracas.



Publicar un comentario