López es heredero del más poderoso grupo empresarial del siglo XX en Venezuela

Leopoldo Eduardo López Mendoza es hijo literalmente de una de las familias más acaudaladas y representativas de la burguesía venezolana, especialmente en los ultimos 60 años, según una revisión de su árbol genealógico.
Su madre, Antonieta del Coromoto Mendoza Coburn, nacida en 1946, es hija de Eduardo Mendoza Goiticóa, hermano y socio fundamental del empresario Eugenio Mendoza, propietario de empresas de construcción, comercialización de maquinarias y de alimentos concentrados para animales, entre otras.
Los abuelos de Leopoldo con Rómulo Betancourt y Rómulo Gallegos en 1946

 El abuelo materno de López estudió agronomía en Argentina y regresó a Venezuela en 1941. Cuando en 1945 es derrocado por un golpe de Estado, organizado por Rómulo Betancourt y su partido Acción Democrática, el presidente Isaías Medina Angarita, Mendoza Goiticóa se convierte en Ministro de Agricultura del nuevo gobierno.
Como presidente del Instituto de Inmigración le dió continuidad a las políticas de europeización o “blanqueamiento” de la población venezolana y promovió el ingresó de ciudadanos del viejo continente desplazados por la segunda guerra mundial. Todo esto se hacía con argumento de traer mano de obra especializada
Eduardo Mendoza Goiticoa

Durante su gestión se constituyó la llamada Colonia Agrícola de Turén, en el estado Portuguesa, donde se asentaron con respaldo del gobierno agricultores italianos y alemanes, según el registro histórico de la época.

Una burguesía financiada por el Estado
La presencia de los Mendoza Goiticóa en el aparato de gobierno no era nueva. Ya Eugenio Mendoza, hermano mayor de Eduardo, había sido ministro de Fomento durante el mandato de Medina Angarita.
La inclusión de empresarios en el gobierno, especialmente en ministerios y organismos de la economía, evidenciaba la existencia de un Estado al servicio de los intereses de los grupos y familias de la burguesía.
En 1946 el gobierno instaurado por AD creó la Corporación Venezolana de Fomento (CVF) para financiar abiertamente a los grupos empresariales con el argumento de industrializar el país y sustituir importaciones.
Ese mecanismo fue aprovechado por Mendoza para el fortalecimiento y diversificación de sus negocios.
Eso incluyó la creación de Protinal  una compañía de producción de alimentos concentrados para animales, creada junto con Eduardo Mendoza. Esta empresa mantiene  una posición dominante en el mercado, especialmente en el segmento de alimentos para animales de producción.
Otras empresas desarrolladas por Eugenio Mendoza, que llegó a ser considerado el hombre mas rico del país, fueron la fábrica de cementos Vencemos, Vencerámica, Materiales Mendoza, Productos EFE, Venepal, Concretera Lock Joint y el Banco La Guaira, entre otros.
Asimismo, a través de una Fundación para la Vivienda Popular, Mendoza impulsó el desarrollo de urbanismos conocidos como Fundación Mendoza, donde se asentaron familias de sectores populares en ascenso.
Sus programas “sociales” dirigidos a trabajadores le permitió forjarse una reputación de empresario progresista y nacionalista y erigirse en modelo de la brguesía venezolana.

Eugenio Mendoza Goitico, jefe del grupo empresarial más importante de Venezuela en el siglo XX

Sin embargo ese “imperio” empresarial se fue desmoronando y la mayoría de las compañías fueron a la quiebram vendidas a grupos competidores o transnacionañes o reflotadas directamente por el Estado.
En 1994 la firma financiera del grupo, el Banco La Guaira, fue a la quiebra en el contexto de una masiva crisis bancaria en la cual los banqueros se apoderaron de los activos de sus clientes y de los auxilios que les dío el Estado.
Publicar un comentario