Guerra económica ataca a los niños con precios de la leche

La "guerra económica" no baja su intensidad y ahora va directo contra los niños.
Las fórmulas lácteas han pasado de unos 58 bolívares en enero de 2013 a 168 bolívares en mayo de 2014, en este caso NAN de Nestlé en su presentación de 400 gramos. Es decir un incremento de casi 200% en toda la vida de Antonio, quien aún no llega a los 17 meses de edad.

Como el crecimiento de los precios superaba al del bebé sus padres lo obligaron a madurar en su patrón alimenticio, por lo que además de comida sólida, migraron a las leches enteras, incluyendo la distribuida por Mercal.

Sin embargo no pasó mucho tiempo para que la leche entera desapareciera y se impusiera como alternativa una leche enriquecida, con la marca Prebio 1, de Nestlé. Mientras la leche entera no superaba los 40 bolívares en su envase de 900 gramos, la enriquecida rondaba los 80. En todo caso, su precio era equivalente a la mitad del de las fórmulas lácteas.

Hasta hace dos semanas Prebio 1 se obtenía a un precio entre 125 y 150 bolívares gracias a la "guarimba" del mercado.

Hoy ya no se ve la marca de Nestlé, pero aparece otra similar de Parmalat (¿competencia de Nestlé?) con la marca La Campiña Crecimiento al extravagante precio de 247 bolívares.
¿Por que hay leche enriquecida y no leche entera?
Porque la lógica del capital se impone: el precio de la leche entera está regulado y el de la enriquecida no y permite mayores ganancias.

¿Por qué el fabricante puede hacer eso sin que las autoridades intervengan y lo obliguen a producir más cantidad de leche entera?
Porque este es un Estado débil y su lógica burocrática está al servicio del capital a través de los procedimientos y la corrupción.

Mientras tanto los niños siguen siendo las primeras víctimas de esta guerra impuesta por el capital.

Reaparecen compotas tras aumento de precio
Asimismo desde el sábado reaparecieron en los supermercados las compotas de frutas para bebés, que se encontraban desaparecidas desde hace unos cuatro meses.

Esto ocurre luego de que la Superintendencia de Precios Justos aprobara una aumento de precios de alrededor del 40%.

El fenómeno evidencia que la escasez fue provocada deliberadamente por los fabricantes con el fin de presionar por aumentos, y es una de las tácticas de la "guerra económica".



Publicar un comentario