Presidente de concesionaria La Venezolana estuvo sin partida de nacimiento ni cédula hasta 2003

No se sabe si era feliz, pero con seguridad plena sí era un indocumentado, hasta 2003, Jhon Wilmer Quiroz Fonnegra, el hombre que funge como presidente de Concesionario La Venezolana, la empresa que desde el kilómetro 9 de la carretera Panamericana, habría estafado a cerca de seis mil personas con un plan de venta de automóviles.

Con una cédula de identidad con numeración mayor a 21 millones, que correspondería a la de un adolescente, Quiroz Fonnegra no tuvo partida de nacimiento y por tanto carecía de cédula de identidad hasta el año 2003, cuando un tribunal de Apure ordenó crearle el registro natal e insertarlo en los libros del caserío donde decía haber nacido.

El procedimiento, denominado inserción de partida de nacimiento, lo adelantó la abogada Irlanda Quintero en junio de 2003, ante el tribunal de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil, Agrario, Tránsito y Trabajo del estado Apure.

El juzgado, a cargo de la juez Francia Carrillo, usó los testimonios de Carmen Morelia Cravo Ortiz y de Verónica Castro, dos mujeres sin cédula de identidad, para determinar que Jhon Wilmer había nacido en el vecindario San Juan del municipio Paez de la entidad llanera. el 9 de febrero de 1969.

Es decir, el exitoso vendedor de automóviles, estuvo los primeros 34 años de su vida sin un papelito que certificara quien era y que había nacido de la unión de Eliecer Quiroz y Virgelina Fonnegra, y que estos involuntariamente nunca llegaron  presentarlo ante el registro civil. Ni siquiera le procuraron el sacramento bautismal, que en otros tiempos avalaba los nacimientos dando fe de la conversión cristiana y ciudadana,

Ya con su orden judicial sacar la cédula con el número 21.320.874  y comenzar a hacer negocios le debe haber resultado más sencillo a Jhon, quien tuvo hoy su debut en televisión.

Lo que olvidó Jhon es que madre hay sólo una, y la que el dice que es la suya está perdida, o sea extraviada, desde 1986. Sus familiares reportan no saber de ella tras abandonar su residencia habitual en Guadalupe, departamento de Antioquia, en Colombia.

Por ningún lado, en la publicación colgada en el sitio web http://davidnostas.pe/ , mencionan al estado Apure y mucho menos a Jhon como su familiar más cercano. A quien si mencionan es a Eliecer Quiroz de quien Jhon sería su presunto hijo.

Hoy Jhon no tuvo exito en aclarar lo de los carros vendidos pero no entregados y para colmo ahora le corresponderá explicar como es que vivió sin papeles por más de tres décadas.¿O acaso el hombre que dio la rueda de prensa no es Jhon Quiroz?

Una concesionaria con 300 mil bolívares de capital y sede en un apartamento

La Venezolana nació en marzo de 2013 con un capital de sólo 300 mil bolívares, en un apartamento del piso 5 del edificio Motatán de La Rosaleda, en San Antonio de  según el acta constitutiva depositada en el Registro Mercantil Tercero del estado Miranda, con sede en Carrizal. Ese capital inicial se constituyó sobre un inventario de bienes de los socios, ya que no aportaron nada en efectivo.


Los socios iniciales eran un hombre de 49 años, José Ramón Briceño y el adolescente de 20 años Yesnel Nestor Aceituno. De Briceño no hay ninguna referencia, ni buena ni mala. No tiene Facebook ni twitter ni se toma fotos familiares. Mientras que Aceituno destaca por ser jugador de basketboll y formar parte de la categoría junior del equipo Panteras de Miranda, tal como se comprueba en el portal web del equipo.

Por las características de la sociedad se puede inferir que se trataba algo sin sustento operativo. pero aún así arrancaron con los negocios.

Ya en octubre estaban arrasando en el Autoshow 2013, un evento con todas las marcas de automóviles distribuidos en Venezuela  y en pocas semanas conquistaban clientes pequeños y grandes.

Para el mes de diciembre de 2013 un acta de asamblea anunciaba un cambió en la composición accionaria y movimientos en los equipos de dirección. En esa oportunidad quedaba claro que Aceituno ya no estaba entre los dueños y que ingresaban dos nuevos socios: Jhon Wilmer Quiroz y Angelis Quiroz. También se incorporaba una directora de finanzas, Neisa Castellanos, que no tenía condición de socia.

Lo que si quedaba claro es que se trataba de un aumento de capital y que Briceño quedaba con 25%, mientras los Quiroz sumaban 75% restante.

Sobre Angelis Quiroz se sabe que tiene 24 años, es abogada de la Universidad Santa María y que actúa como representante de la empresa en operaciones de importancia. No se sabe cual es la relación con Jhon Quiroz y se asegura en las redes sociales que es su esposa.

En su identidad también hay inconsistencias que incluyen una modificación en los apellidos. Eso se evidencia en el registro inicial del Consejo Nacional Electoral, donde aparece como Gutierrez Subero, Angelis Gibelli. Mientras que los registros actuales la asientan como Quiróz Gutierrez, Angelis Gibelli.

Lo cierto es que sus vidas son un misterio. No se sabe de donde vienen o con quien están relacionados. Lo que si revela uno de los clientes  es que vio la llegada de Quiroz a la sede de la Panamericana con un sorprendente despliegue de seguridad con vehículos, motos y escoltas. Sólo pensó que sería "alguien muy pesado"
Publicar un comentario