Polar tiene centros clandestinos de almacenamiento denuncian trabajadores

Nueve organizaciones sindicales de trabajadores de Empresas Polar, denunciaron la existencia de centros clandestinos de almacenamiento de alimentos y bebidas y exigieron su clausura inmediata en una carta pública dirigida al presidente del conglomerado, Lorenzo Mendoza Giménez.

Asimismo advirtieron sobre el uso de prácticas de terrorismo y contra la dirigencia sindical, mediante la contratación de bandas delincuenciales por parte de la empresa para implementar el sicariato, el secuestro, el amedrentamiento.

La comunicación fue elaborada como respuesta la carta pública que Mendoza envió al mandatario venezolano, Nicolás Maduro, el pasado 30 de abril, y plantea la decisión del colectivo de trabajadores de aceptar el diálogo con el principal accionista de la organización empresarial.

A continuación el texto completo:

LA CLASE OBRERA EN POLAR ACEPTA EL DIÁLOGO CON LORENZO MENDOZA

La Clase Obrera que participa en el Proceso Social de Trabajo desde las entidades de trabajo que conforman la unidad económica POLAR, leímos con inmensa alegría y felicidad su comunicación pública al Presidente de la República donde le expresa:

“Este es un gran esfuerzo que realizamos desde nuestros inicios y que hoy lo hace posible nuestra gente en 140 agencias y sucursales. Es un logro que nos enorgullece porque así atendemos desde grandes clientes hasta pequeñas bodegas y abastos, tanto en ciudades como en pequeños pueblos y caseríos. Este es un trabajo hecho por venezolanos para venezolanos, soportado en tres pilares fundamentales de nuestra filosofía empresarial: inversión, trabajo y compromiso con Venezuela.

Todo esto demuestra que somos parte de la solución y nuestro compromiso es contribuir por todos los medios que nos sea posible a que cada venezolano disponga de los productos que requiere, de manera oportuna y asequible. Esa es nuestra razón de ser como empresarios: invertir, generar empleo, producir, distribuir, establecer relaciones ganar-ganar y generar bienestar para todos los involucrados en la cadena de valor.

Creemos en la importancia de estimular la producción nacional, de darle valor a lo “Hecho en Venezuela” y por eso la gran mayoría de nuestros recursos se invierten en el país. Solo en 2014, las inversiones en Venezuela alcanzaron la cifra de 7.200 millones de bolívares.

Es así como en los últimos dos años hemos puesto en marcha varias plantas, como las de yogurt pasteurizado, hojuelas de maíz, mezcla para cachapas, té en polvo y gelatina, generando nuevos puestos de trabajo. Además, ampliamos la capacidad de producción de Harina P.A.N. en 43 millones de kilos mensuales, en nuestra planta de Chivacoa, y la de margarinas en 2,5 millones de kilos mensuales, en nuestra planta de Valencia.

Señor Presidente, la última vez que tuvimos la oportunidad de reunirnos para conversar fue hace dos años y luego, en 2014, recibí su invitación para participar en la Conferencia de Paz. Allí estuve presente para ofrecer mi contribución en lo que respecta a la necesidad de unir esfuerzos entre sector público y privado, así como plantear 12 propuestas en materia económica, que a nuestro juicio debían ser atendidas con prioridad.

Siempre hemos estado abiertos al diálogo y dispuestos a mantener una comunicación fluida, sincera y respetuosa. Creemos firmemente que la mejor manera de ofrecerle soluciones a la población, en materia de abastecimiento, es mediante la integración de esfuerzos entre Estado y empresa privada.”

Su comunicación nos permitió reflexionar sobre un hecho en torno al  cual muy poco se reflexiona y nos hicimos una pregunta: ¿Hubiese sido posible generar ganancias que permitieron invertir 7.200 millones de Bolívares y poner en marcha las plantas de yogurt pasteurizado, hojuelas de maíz, mezcla para cachapas, té en polvo y gelatina, y ampliar la capacidad de producción de Harina P.A.N. y margarina sin la participación activa de la Clase Obrera en el Proceso Social de Trabajo que le ha permitido acumular la riqueza que su familia ostenta?.

Al respondernos esta pregunta hemos conseguido que nosotros como Clase Obrera no solo hemos manifestado nuestra disposición de unir esfuerzos para la producción de bienes en nuestro País junto a empresarios venezolanos, sino que la hemos puesto en práctica, hemos mantenido la disciplina y la convicción de esa necesidad a lo largo de muchos años de nuestras vidas donde hemos trabajado junto con ustedes en la generación de la riqueza a la que usted hace referencia. Pero no solo hemos trabajado, sino que hemos manifestado también algunas preocupaciones como por ejemplo: el hecho de priorizar la producción de harina para cachapas, disminuyendo la de harina pre-cocida, que es parte de la dieta cultural del pueblo venezolano, escaseándose en momentos de guerra económica como la que estamos viviendo. Es posible que la harina para cachapas y otros productos a los cuales se destina el grano de maíz, como la cerveza, cuyo precio ha aumentado en más de un 200% en los últimos 6 meses, le genere mayores ganancias y mayor acumulación de riquezas, pero se deja sin la arepa al pueblo venezolano.

Nosotros pensamos que la comunicación fluida, sincera y respetuosa como manera de ofrecer soluciones a la población en materia de abastecimiento, es mediante la integración de esfuerzos entre el Estado y la empresa privada, que se concreta en nuestra acción cotidiana como clase obrera en cada entidad de trabajo, que debe tener como objetivo fundamental la satisfacción de las necesidades del pueblo y no la acumulación de riquezas en manos de una minoría, para hacer realidad su filosofía de ganar - ganar.

Creemos firmemente que usted está abierto al diálogo y dispuesto a mantener una comunicación fluida, sincera y respetuosa, pero no hemos podido lograrla en la discusión del contrato colectivo, lo que nos obligó a presentar un pliego de peticiones ante las instancias competentes del Estado buscando ese diálogo, esa comunicación fluida, en una primera fase sin parar la producción, pero al no lograrla nos vimos obligados a solicitar la declaratoria legal de la huelga en el sector de bebidas (cervezas y maltas). Hoy públicamente le solicitamos ese diálogo y esa comunicación fluida antes de que otros compatriotas del sector alimentos de esa unidad económica amplíen nuestra acción mediante pliegos de huelga solidaria que podrían afectar la producción.

Como  mujeres y hombres del pueblo humilde, entendemos que nuestra responsabilidad es garantizar el Proceso Social del Trabajo, con el fin de favorecer no solo a la Empresa Polar, sino a nuestras familias y la totalidad del pueblo que habita en el territorio de la República Bolivariana de Venezuela, para garantizar el ideal bolivariano de “Proveer la mayor suma de felicidad al pueblo”. Estamos comprometidos con nuestro País, con la memoria de nuestros abuelos y abuelas, con la memoria del Padre Libertador Simón Bolívar, con el legado de nuestro querido y amado Comandante Eterno, Hugo Chávez Frías y con nuestro Gobierno Revolucionario, que junto a Nicolás Maduro Moros presidimos y ejercemos.

Señor Lorenzo Mendoza, Usted ha manifestado en su Carta Pública que está dispuesto al diálogo con nuestro Presidente Obrero Nicolás Maduro Moros, pues bien, la Clase Trabajadora en empresas Polar, le toma la palabra y siendo este un Gobierno de los Trabajadores y las Trabajadoras, y siendo como somos, parte del Consejo Presidencial del Poder Popular para la Clase Obrera, le proponemos iniciar un diálogo en los términos que Usted plantea, sobre las siguientes propuestas:

1.   Que los sindicatos ejerzan el control y vigilancia sobre los costos y las ganancias, para que los precios de los bienes y servicios producidos sean justos para el pueblo (Artículo 367, numeral 3 de la LOTTT).

2.   Garantizar la producción de los rubros de la dieta básica de nuestro pueblo, priorizando en la Harina pre-cocida, aceite comestible vegetal y de soya, margarina, los cuáles no son distribuidos regularmente hacia los centros de comercialización pública y privada.

3.   Clausurar los centros clandestinos de almacenamiento de alimentos y bebidas, que contribuyen al acaparamiento y desabastecimiento de los productos claves de la dieta básica de nuestro pueblo.

4.   Impulsar en los centros de producción, almacenamiento, distribución y comercialización de empresas Polar la constitución de los Consejos de Abastecimiento y Producción, propuestos por el Presidente Obrero el 1°de mayo pasado.

5.   Discutir las condiciones laborales de los trabajadores y las trabajadoras, debidamente sindicalizados y sindicalizadas en las empresas Polar.

6.   Culminar la discusión de convenciones colectivas, qué tienen más de 18 meses de vencidas.

7.   Rechazar la utilización del terrorismo y la intimidación ejecutada por bandas delincuenciales, que implementan el sicariato, el secuestro, el amedrentamiento contra dirigentes sindicales legítimamente reconocidos por trabajadores, trabajadoras y el Ministerio del Poder Popular para el Proceso Social del Trabajo.

8.   Decidir sobre la incorporación a la nómina de empresas Polar de los más de 5 mil trabajadores y trabajadoras tercerizados y los llamados franquiciados que violan el ordenamiento jurídico actual.

9. Retomar el diálogo, con respeto en las plantas de producción, comercialización, abastecimiento y distribución, solucionando pacíficamente las problemáticas planteadas.

    10.-Culminar con las prácticas anti-sindicales expresadas en judicialización de las denuncias y reclamos, resolviendo los conflictos en estricto apego a la norma   laboral.

La Clase Trabajadora en Empresas Polar, acepta el diálogo, y ¿Usted?



Por la Clase Trabajadora de Empresas Polar:



SINPPBTRABAC.

SINTRACERLIV.

SINTRAIBEAH.

SINDICATO APC.

SINTRATERRICENTRO.

SINBOLSTRACEPOCA.

SINPBTRABAC.

SINTRABAPC (REG MET).

SINATRASOHE


Caracas, 4 de mayo de 2015.
Publicar un comentario