#BalanceDerrota / Administrar los tiempos y torcer esta arremetida / Oliver Rivas

Compañer@s, despues de recibir los resultados, es preciso decir algunas cosas:

Aquí es donde nosotros probamos si estamos a la altura de la historia o no. No son noticias gratas. La Revolución vive un momento sumamente difícil, ya lo dijo el Vicepresidente de Bolivia, corremos el riesgo de una restauración neoliberal sanguinaria. Gente sin escrúpulos, sin proyecto y sin espíritu, volvería a gobernarnos y en algunos casos nos aniquilaría. Hay que tener suma entereza moral y una linea acertada,  para reponernos. Debemos administrar los tiempos y torcer esta arremetida.

Eso, para que lo tengamos claro, no no los va a regalar nadie, ni a dar nadie. Eso será con nuestro trabajo, nuestro sacrificio y nuestras vidas incluso. No nos quedó de otra. Nacimos en esta tierra, que por alguna razón misteriosa, ha impulsado dos independencias continentales.



No será fácil. Vienen momentos sumamente duros. Sentiremos miedo en algún momento. Sentiremos tristeza e impotencia. Nosotros decidiremos si nos quedamos y terminamos lo que empezamos, o nos acomodamos y hacemos que no pasó nada. No faltarán los que quieran salvarse. Es problema de ellos cargar con la vergüenza hasta el final de sus dias... y este tipo de gente casi siempre dura bastante.

Necesitamos ahora...

- Resguardarnos. La derecha no va a derrochar su derrota en diciembre. Sino que la va a potenciar.
Pero el fascismo no tiene cordura. No podemos tampoco derrocharnos. Inmolarse no es hacer una Revolución.

- Llenarnos de fuerza... Individual: porque nadie puede darnos algo que no sentimos. Y luego colectivo: Hay que reunirse lo más pronto posible y conspirar colectivamente.

- Hay que repensar la estrategia. Esto no lleva dos días. Hay que aclarar el objetivo y luego cumplirlo. Repensar lo organizativo; lo económico y lo político. Aclaremos, si vamos al socialismo o preferimos quedarnos respetando a quien nos aplasta.

Si queremos ser una sociedad de centro comercial o una sociedad feliz. Pero luego,  luego hay que hacerlo, compañer@s.

- Evitar las cacerías de brujas en nuestro seno. No tiene sentido. Solo logra terminar de desmembrarnos y seguir viendonos el ombligo. No le hagamos eso a Chávez.

- Hay que evaluar seriamente la dirección revolucionaria y hasta problematizar si vamos en ese sentido y por qué.  Pero no sin revisar en que medida nuestra dedicación también,  nuestro sectarismo también, nuestra falta de formación también,  nuestros vicios también,  determinan el curso de la historia.

-Mosca militantes chavistas,  con ir a llorarle a la gente. Chavez asumió sus derrotas con dignidad y fe en la victoria,  con la frente en alto. Por eso aprendió a triunfar. Debemos ir a la gente a consolar, a dar esperanza, amor y sobre todo, a mantener la moral.

- No es verdad que es un tema solo espiritual. La única manera en que se vence un ejército es reducirlo, hasta que se quiebre moralmente.

Creemos y seguiremos creyendo en una sociedad justa sin pobres no ricos. Creemos en el poder de los pobres para poder superar la pobreza. Y creemos que el pueblo debe convertirse en Poder. Tenemos mucho que revisar. Y debe ser cuanto antes porque el fascismo envalentonado, buscará asediar y erradicarnos.

Venimos a combatir con alegría. No dejaremos que a este pueblo tan arrecho 3 familias ricas lo acorralen y lo depriman. Nos guardaremos el despecho para cuando hayamos vencido. 

El que quiera salvarse, que se salve... Pero si se salva - parafraseando al poeta- que no se quede con nosotros.

Preferimos morir de pie, que vivir arrodillados. Más temprano que tarde, lo juramos... Venceremos!
Publicar un comentario