Opinión / Tumeremo: Crónica de una muerte anunciada / JUAN MARTORANO

Me he abstenido de opinar sobre este tema, por los vínculos inmensos que me unen con ese pueblo. Una etapa de mi vida estuvo muy vinculada durante un tiempo a esa zona, al igual que la del estado Bolívar todo. Expresé que la suerte del estado Bolívar nunca me será indiferente, aún cuando físicamente no pueda estar allá.

El día sábado, fui alertado por un compañero por la situación acaecida allá, la cual no está suficientemente aclarada. El mensaje que recibí fue el siguiente: Más de 30 muertos en la mina la Hoja de lata, en el sur del estado Bolívar, hombres, mujeres y niños mueren masacrados; en la población de Tumeremo matan a funcionario militar y a un hombre lo mataron; toman hospital comando del ejército; guardia nacional bolivariana; policía. Pueblo de Tumeremo tranca la entrada en el terminal del pueblo; algunos negocios cerrador en el pueblo de Tumeremo”. (Resaltado y subrayado del articulista)
El problema de la minería ilegal en el estado Bolívar no es nada nuevo, incluso desde hace años, el Mossad, servicio de inteligencia de Israel, tiene años en el eje de lo que es Brasil, Colombia y lo que conocemos como la Región Guayana (Amazonas, Bolívar y Delta Amacuro). Israel no posee diamantes, pero tiene la bolsa Kimberly, que es la que certifica estos a nivel mundial, y estos recursos los tiene en demasía esa zona, para quien esto ignore . Este articulista en su momento develó y denuncio la compleja situación política, económica y social vivida en el estado Bolívar. Sin embargo, quiero permitirme hacer una breve actualización de las informaciones.
Entre los días 26 y 27 de septiembre de 2013, tres funcionarios de la embajada de los EEUU estuvieron en el estado Bolívar. La cabecilla de esto, Kelly Keiderling, era la que llevaba la voz cantante, incluso reuniéndose con el entonces alcalde opositor del municipio Heres del estado Bolívar, Victor Fuenmayor, y luego tuvieron una reunión en el Colegio de Ingenieros de Puerto Ordaz con diversos actores políticos y sindicales de la zona, y otros dirigentes nacionales como María Corina Machado, Andrés Velásquez, Américo De Grazia, entre otros. En dicha reunión, los referidos funcionarios hicieron un proceso de actualización de la información de dicha zona.
De hecho, el Arco Minero, que fue una propuesta y una idea original del Comandante Supremo y Eterno Hugo Chávez, fue una primera iniciativa, previendo la crisis que podía avecinarse en el país, de adelantar la certificación y los proyectos de las riquezas que yacen en ese suelo, para en teoría diversificar las fuentes generadoras de divisas, y blindarlos de lo que hoy estamos viviendo. Maduro ha tratado de continuar con esa política del Comandante Eterno, aún cuando tal vez en la forma de plantearse la ejecutoria de esas políticas no sean las más acertadas. Esto confirma, y me disculpan los habitantes de otras zonas del país, que Bolívar, y lo hago extensivo a los otros dos estados que componen la Región Guayana, es la alternativa no petrolera del país.
Y esto, por la importancia estratégica, económica y política de dicha zona, hace que incluso factores que se dicen respaldar a la Revolución, sean penetrados e infiltrados por los lobbys de las transnacionales, y que no sólo el retroceso político sino en diversos órdenes en el estado Bolívar, sea de tal manera que pueda comprometer el destino de la Revolución Bolivariana a nivel nacional.
De esto no quiero referirme mucho, puesto que en el año 2012 deben recordar más de treinta y seis trabajos titulados “Alerta Comandante que uno de los epicentros de la conspiración en su contra está en el Estado Bolívar”. Denunciamos diversos actores, hicimos una caracterización del problema aún incipiente si se quiere, lo hablé con dirigentes obreros clasistas, se le entregó en las manos con pruebas al Comandante Chávez para que tomara cartas en el asunto, pero, lamentablemente la muerte llegó primero a nuestro eterno líder, y se paralizaron las acciones que iban a tomarse en ese momento para neutralizar la avanzada que avizoraba, y que de hecho avanzó y que tiene a Bolívar en una situación verdaderamente grave y comprometida. Cuando he hecho actualización de la información, me da mucha tristeza que todo lo que advertí no solo continua, sino que en buena medida las situaciones se agravaron hasta el punto de comprometer nuestra Seguridad de la Nación. Sé lo que estoy expresando.
Incluso, fuerzas paramilitares que se encuentran en el estado Bolívar, por esas zonas del municipio Sifontes y El Callao, a través del río Miamo, después de saquear nuestro oro, nuestros diamantes y nuestro coltán, los sacan de contrabando hacia Guyana, con la complicidad incluso de algunos efectivos militares de la zona. ¿Qué tal?
Bolívar tiene 242 mil kilómetros cuadrados, es decir, casi la cuarta parte del territorio nacional, que si lo sumamos con el Delta Amacuro y Amazonas, nos daría más del 60% del territorio nacional, y apenas viven allí el 10% de la población total del país. Esto ya de por sí constituye una amenaza a nuestro país, por lo que deben desarrollarse políticas públicas donde el Estado haga mayor presencia en esas zonas. El Comandante Chávez hizo esfuerzos en ese sentido, pero, al parecer, esto no tuvo continuidad.
De hecho, realicé en su momento dos o tres alertas al Presidente Maduro sobre estas situaciones. Todo esto se puede encontrar en los archivos del portal aporrea.org, de colarebo y otros portales que siempre han tenido la deferencia de publicar mis modestos aportes.
Pero, volviendo al tema de lo ocurrido actualmente en Tumeremo, hecho luctuoso y que lamento profundamente, y de ahí mi solidaridad con los familiares que sufren esta situación y como activista de Derechos Humanos y comprometido con la Revolución Bolivariana, debo hacer algunas consideraciones acerca de esta delicada situación.
En primer lugar, se ha tratado de equiparar la situación vivida en Tumeremo a la de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, en México, para en primer lugar, vender ante la opinión pública internacional, que la policía y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana “masacraron” a estos mineros, los “ajusticiaron” y luego los “descuartizaron” y desaparecieron. Esto para reforzar la matriz de opinión de “Estado Fallido”. Aquí hago la salvedad: Venezuela con todo y los problemas por los que ha estado atravesando, no es un Estado Fallido, porque las instituciones acá, con sus fallas, funcionan. Lástima que no podemos decir lo mismo del Estado mexicano, que si es realmente un Estado Fallido, pero como es proyanqui, eso lo tienen en el más profundo silencio.
Qué casualidad que estos hechos ocurran luego del relanzamiento de la certificación de los diamantes, del coltán, del oro, del lanzamiento del Motor Minero y la retoma de los proyectos de lo que conforman el Arco Minero de Guayana. Aquí cabrían varias interrogantes: ¿Quién generó esta situación? Y ¿A quién conviene esta situación?
En estos días iba a iniciarse un registro de los mineros y mineras en esa zona, para poner orden en la actividad minera, y como una de las primeras medidas para combatir la minería ilegal. ¿Qué casualidad que antes de que arrancase este proceso, se suscitan estos lamentables hechos?
Pero lo que si debo expresar es que comunicacionalmente se manejo muy mal la situación. Cuando el principal responsable del estado en declaraciones para el Sistema Bolivariano de Comunicación e Información expresó en las primeras de cambio que “no hubo víctimas sino solo un enfrentamiento armado”, y luego a través de su cuenta tuiter se desdice, y muestra su solidaridad con los familiares y posibles víctimas, queda muy mal parado ante la comunidad, y este error, sin darse cuenta, lo paga el Gobierno Nacional.
Por otra parte, el no haber asumido en las primeras de cambio el control de la situación el Estado, porque esto dejó de ser un problema local o regional para convertirse en un problema nacional, hizo que la matriz de opinión del “atropello a los mineros y violación de Derechos Humanos” se impusiera a nivel internacional.
Desde un principio, debió el Vicepresidente Ejecutivo, Ministro de Defensa o algún alto funcionario de nuestra Administración Pública o del Estado, haber asumido esta compleja información, y dar dentro de lo que establecen nuestras leyes, la información precisa y clara, como se ha empezado a hacer desde hace un par de días, ante el enardecimiento de la población ante estos hechos y por las trancas hechas en la troncal 10.
Y esto lo señalo, porque el mismo Primer Mandatario Nacional, Nicolás Maduro, el día de ayer en Miraflores, cuando recibía a las mujeres, expresó que aún los hechos no están muy claros, es decir, aún no han encontrado los cuerpos de los desaparecidos, y que se presumía acción paramilitar, aunque hizo el llamado a la calma, a la prudencia, a esperar los resultados de las investigaciones, y que los presuntos culpables de estos hechos, si así se determina, pagarán por sus crímenes si los hubiere, y que se irá hasta las últimas consecuencias. Ya aquí se notaron contradicciones y algunas costuras que, con mucho respeto, y ante una situación delicada como esta, no se puede repetir. Sugerencia que hago muy respetuosamente.
Por ello es que creo, y lo expresó con dolor y tristeza, que lo ocurrido en Tumeremo, municipio Sifontes del estado Bolívar, no es más que la crónica de una muerte anunciada. En su debido momento lo advertimos, y particularmente a mí y a otros compañeros con los que he tratado estos temas no nos sorprenden.
Y como Vicepresidente del Consejo Nacional Bolivariano de los Derechos Humanos (CONABDH), autorizado por su más alta directiva, y para ir culminando estas líneas, quiero en nombre del pueblo sifonteño, y del estado Bolívar todo, hacer las siguientes solicitudes.
La primera, que el Presidente de la República ordene la apertura de una investigación muy seria y profunda en el sur del estado Bolívar, puesto que esta problemática ha sido reiterada y recurrente. Lamentablemente esta situación se les fue de las manos al Gobierno Regional y a las autoridades municipales de dicha zona.
Igualmente, hacer extensivas esas investigaciones al resto de los municipios del estado Bolívar, ya que tengo informaciones de buenas fuentes, que eventos como los de Tumeremo o los ocurridos en San Félix el 31 de julio de 2015 si la memoria no me falla, de lo que se conoció como “El Guayanazo” serán activados, y que esta vez “habrá plomo y muchos muertos”. Así que aprovecho estas vías que me conceden aporrea.org y otros portales que me publican, para denunciar esto.
¿Será que nuevamente el epicentro de la conspiración contra la Revolución Bolivariana se genera desde Guayana?
Ahí se les dejo.
¡Bolívar y Chávez viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!
¡Hasta la Victoria Siempre!
¡Independencia y Patria Socialista!
¡Viviremos y Venceremos!
*Abogado, Activista por los Derechos Humanos,Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC). http://juanmartorano.blogspot. com /http://juanmartorano.wordpress.com/.jmartoranoster@g mail .com ,j_martorano@hotmail.com ,juan _martoranocastillo@yahoo. com. ar . @juanmartorano (Cuenta en Tuiter).
Publicar un comentario