Yaritagua podría elegir un alcalde condenado por fraude con divisas de Cadivi

Yaritagua, una ciudad mediana a 10 minutos de Barquisimeto, capital municipio Peña del centro occidental estado Yaracuy, podría tener en pocos días un alcalde condenado por el delito de obtención fraudulenta de divisas.


Willians Rojas Graterol, un hombre de 53 años y dirigente político alineado con el chavismo pero fuera del mayoritario Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), fue apresado en julio por funcionarios del CICPC (policía científica) tras una orden del Ministerio Público, acusado de gestionar divisas a tasa oficial en forma fraudulenta.
La información oficial indicaba que Rojas y su hijo de 23 años, que también fue detenido, eran procesados por la creación de 30 “empresas de maletín” para obtener divisas de manera fraudulenta desde el año 2010 hasta 2013.
Padre e hijo fueron enviados a Caracas, donde el tribunal 31 Penal conoció del caso y en la audiencia preliminar escuchó la confesión y la admisión de los hechos.
En concreto los dos Willians aceptaron haber cometido los delitos de obtención fraudulenta de divisas y asociación para delinquir en grado de determinador, según nota de prensa del Ministerio Público. Tras esa confesión el juzgado los condenó a 5 años de prisión.
La nota informativa sin embargo aclara que "ambos hombres no están privados de libertad, pues de acuerdo con lo que contempla el artículo 493 del Código Orgánico Procesal Penal, gozan de la medida de suspensión condicional de la ejecución de la pena, ya que la sentencia no excede de cinco años."


Por eso Rojas Graterol, quien se autodefine como empresario, mantiene su candidatura a la alcaldía, inicialmente promovida por el partido REDES y apoyada por organizaciones del Gran Polo Patriotico.
Esta vez lo hace con la tarjeta y respaldo del Partido Socialismo y Libertad (PSL) y bajo el impulso de una fundación empresarial filantrópica que lleva su nombre.
Rojas Graterol se ha dedicado desde esa fundación a realizar donaciones de juguetes y equipos médicos y a apoyar actividades deportivas, según lo refleja el sitio Facebook de la organización. Alli abundan fotos con niños, deportistas, enfermos y viejitas.
Posiblemente la acusación y la cárcel temporal terminó por darle publicidad gratuita y al volver, con la condena suspendida, trasmite la imagen de un vencedor. Por supuesto, si está libre es porque no hizo nada mala: no es facil entender eso de una condena y estar en libertad plena al mismo tiempo.
Una misa de acción de gracias el pasado 2 de diciembre marcó el retorno triunfal a Yaritagua y por extensión a la alcaldía.
Para colmo el chavismo "institucional" está ridículamente dividido en tres toletes.

En agosto el actual mandatario municipal, el psuvista Giovanny Parra se inscribió como candidato antes de que el PSUV y el GPP definieran un candidato. Eso marco su expulsión del bloque político.
Días despues fue anunciada la candidatura del militante del partido REDES, Carlos Oropeza, quien recibió el apoyo de todo el Polo Patriótico.


En esa fecha Oropeza y Shirley Romero, vocera del PSUV, presentaron publicamente acusaciones de corrupción contra Parra y mostraron la supuesta unidad de todo el bloque.
Sorpresivamente, cuando faltaba una semana para las elecciones, el PSUV anunció a través del gobernador Julio León Heredia, que ya Oropeza no sería el candidato y que lo sustituía Shirley Romero.


Oropeza ha declarado que no acepta su desplazamiento por lo que mantiene su postulación.
Asi pues los candidatos vinculados formalmente con el chavismo son tres: el alcalde Parra, el primer candidato Oropeza y la candidata emergente Shirley Romero. Por eso la indispensable aclaratoria de Diosdado Cabello, este miércoles en la noche, reiterando que la única candidatura oficial es la de esta última.
Por el bloque opositor MUD el candidato es Filipo Lappi, exalcalde y hermano del fugitivo gobernador Eduardo Lappi, procesado por graves hechos de corrupción, lo que pudiera no ser un buen aval para su elección.
De alli que ese complejo cuadro podría favorecer a Rojas Graterol con lo que Yaritagua sería la primera ciudad con un alcalde literalmente a un paso de la cárcel.




Publicar un comentario