Uno de los imputados por crimen de Spear fue procesado cuando era adolescente y es desertor de la Armada

Al menos uno de los aprehendidos por los homicidios de la actriz Mónica Spear y su esposo, estuvo sometido a un proceso penal siendo adolescente, según se puede constatar en el portal web del TSJ.
Se trata de Adolfo David Rico Agreda, de 26 años edad, quien en enero de 2003 fue aprehendido en un sector de Puerto Cabello portando una motocicleta, según el acta policial elaborada al efecto.
Además en enero de 2008 se convirtió en desertor de la Armada, delito por el que se le otorgó una medida cautelar sustitutiva hace seis meses que le permitía estar en libertad.

Rico Agreda forma parte de un grupo de cuatro hombres, una mujer y dos adolescentes que serán presentados por la fiscalía ante un tribunal, por su relación con el crimen ocurrido este lunes 6 de enero.
En la audiencia de presentación, los fiscales 2º nacional y 8º del estado Carabobo, Narda Sanabria y Wilmer Romero, respectivamente, imputarán a Jean Carlos Colina Alcalá (19), Alejandro Maldonado Pérez (21), Adolfo Rico Agreda (26), Leonar Marcano Lugo y Eva Armas Mejías (39), así como a dos adolescentes de 17 y 15 años de edad por delitos previstos en el ordenamiento jurídico venezolano. precisa la nota informativa del Ministerio Público.
En el caso donde aparece Rico Agreda se decidió sobreseer en 2004 la causa iniciada ya que en el acta del funcionario policial no existían señalamientos concretos que pudiera constituir delito. En 2005 un juzgado superior ratificó el sobreseimiento.
Asimismo el hombre fue enjuiciado también por el delito de deserción de la unidad militar donde estaba alistado en la guarnición de Puerto Cabello. Se trata de la compañía de comando "General Carlos Soublette", de la Infantería de Marina, de la Armada Bolivariana, según los registros públicos de la Corte Marcial.
Estos hechos ocurrieron el 3 de enero de 2008, por lo que el día 6 fue declarado como desertor y el comando de la guarnición de Puerto Cabello ordenó una investigación mientras que la fiscalía militar Décimo Séptima solicitó su aprehensión.
Sin embarga esa orden de captura no se concretó sino hasta julio de 2013. La audiencia de presentación se realizó el día 8 ante el Tribunal Militar Sexto con sede en Valencia. Y durante la misma se acordó otorgarle una medida cautelar sustitutiva a la privación judicial de libertad.
El argumento esgrimido, según el acta de la audiencia, fue que la pena del delito de deserción no supera los dos años. Asi Rico Agreda fue puesto el libertad con la instrucción de presentarse cada 30 días y no salir del país.
Hoy, a sólo 6 meses, debe volver a enfrentar la justicia pero por la comisión del delito de homicidio.


Publicar un comentario