Campesinos de Apure iniciaron hoy ocupación y rescate del Hato El Porvenir ordenada por Chávez en 2011

Luego de casi un siglo de ocupación latifundista por parte de inversionistas europeos y a dos años de la orden del Comandante Hugo Chávez para recuperar las tierras, los campesinos de Bruzual iniciaron hoy el rescate del Hato El Porvenir, un gigantesco predio de más de 40 mil hectáreas localizado en el municipio Muñoz del estado Apure, en los llanos occidentales de Venezuela.

Más de cien personas con unos doscientos animales ingresaron al hato desde la madrugada para instalarse en un campamento como parte de la conmemoración de la muerte del general Ezequiel Zamora, emblema de la lucha campesina en Venezuela, ocurrida el 10 de enero de 1860. 
Asimismo el grupo actúa en respaldo a las políticas del gobierno bolivariano de combate al latifundio, informó Rafael López, vocero de la comuna Negro Primero y del colectivo que desde hace tres años impulsa el rescate.

El Hato El Porvenir es un latifundio ocupado desde los años 20 por una familia alemana de apellido De Fries, quienes llegaron a apoderarse de hasta 100 mil hectáreas en algún momento a través de subterfugios legales, fraudes y en algunos casos a través del uso de la violencia.
En febrero de 1989 el cineasta y entonces diputado Carlos Azpúrua, denunció a través de una entrevista publicada por el diario El Nacional, la existencia de una conspiración donde policías, militares y abogados ofrecían sus servicios a terratenientes para expandir aun más las tierras bajo su control.
El grupo, donde actuaban el comisario de la Disip Henry López Sisco y el general Humberto Camejo Arias, jefe del Cejap (un comando especial combinado) actuaba en alianza con un ganadero de origen alemán llamado Alfred Armin De Fries Skene, y sus actuaciones quedaron al descubierto tras la llamada masacre de El Amparo, donde fueron asesinados 14 pescadores para acusarlos como guerrilleros.
Poseedor de unas 100 mil hectáreas integradas en el hato El Porvenir, De Fries fue señalado de simular su propio secuestro para acusar a un vecino y de esa manera intentar apoderarse de sus tierras.
Asimismo, según la denuncia de Azpurua, el grupo ofrecía servicios privados de seguridad a los ganaderos de la región del Alto Apure y para ello creaban situaciones de violencia que justificaran su actuación y presencia en el lugar.
El cineasta, que acusaba a De Fries de apoderarse de tierras de las poblaciones de Bruzual y San Vicente fue posteriormente perseguido judicialmente y amenazado de muerte.
Con la aprobación de la Ley de Tierras en 2001, por el gobierno de Hugo Chávez, se inició un proceso de recuperación de los más importantes latifundios llaneros que desde principios del siglo XX fueron ocupados por grupos de inversionistas europeas que buscaban garantizar fuentes seguras de carne para sus países. 
Incluso un grupo británico, conocido como la Compañía Inglesa, poseía un millón de hectáreas y durante los años 20 del siglo pasado tuvieron el monopolio de la carne en Venezuela, la cual era enviada a Gran Bretaña desde Puerto Cabello, donde contabas con facilidades frigoríficas.


En diciembre de 2011 el presidente Hugo Chávez ordenó el inicio del procedimiento de rescate del Hato El Porvenir y prometió a los campesinos organizados en consejos comunales la entrega de las tierras. Sin embargo durante casi dos años no se concretaron avances en ese sentido.
Ha sido a partir del mes de agosto de 2013 cuando las actuales autoridades del Instituto Nacional de Tierras (INTI) retomaron los procedimientos para hacer realidad la transferencia del predio a los productores organizados del municipio Muñoz. Ya se han definido algunas áreas que serán entregadas a un centenar de familias que se han mantenido en la entrada principal del latifundio desde hace varios años.
También se han adelantado algunas propuestas que serán desarrolladas en el lugar como una universidad campesina y un centro genético para el mejoramiento de los rebaños. 
El plan contempla la asignación familiar de áreas de trabajo asi como empresas de propiedad social directa para la producción de cereales como arroz, bajo control de al menos dos comunas organizadas en el municipio.




Publicar un comentario