Tatuajes en genitales tienen el mismo riesgo que en otras zonas del cuerpo (Descargue propuesta)

Realizarse un tatuaje en los genitales conlleva los mismo riesgos de uno en cualquier otra zona de cuerpo de acuerdo con el médico Carlos González Herrada, dermatólogo del Hospital Universitario de Getafe, citado en un reportaje publicado por el diario español El Mundo.
"Aunque supone una agresión externa a la piel, no existen zonas 'prohibidas' o en las que no se recomiende tatuar, siempre y cuando se realice en las condiciones higiénicas adecuadas y utilizando productos no tóxicos", precisa el especialista.


Eso sí, si hubiera infección o alergia por la sustancia que se utiliza en el tatuaje, las molestias en esta parte del cuerpo pueden resultar más incómodas por la localización.
Su señalamiento viene al caso ante la propuesta en Venezuela de prohibir los tatuajes en las zonas genitales, asi como en antebrazos, manos, cuello y cara.
Se trata de un proyecto de resolución, presentado por el Ministerio de Salud, que crea una serie de normas para establecimientos de estética como peluquerías, centros de tatuajes y de bronceado entre otros.
El objetivo expreso de la propuesta es reducir al máximo los riesgos que pudieran derivarse de intervenciones estéticas en el cuerpo humano, tal como hepatitis B, VIH, traumatismos o cicatrices hipertróficas.
Sin embargo el punto específico de los tatuajes ha causado gran revuelo en las redes sociales entre los grupos de interesados en este tipo de intervenciones.
El Ministerio de Salud ha precisado que se trata de una propuesta que ha sido ahora sometida al debate ciudadano como lo establece la Constitución Bolivariana, y no de una prohibición ya acordada.
Aunque la propuesta no fija los argumentos para recomendar no realizar tatuajes en ciertas zonas corporales, una consulta documental precisa que las intervenciones en el cuello son muy dolorosas y su cicatrización no es sencilla.
Mientras que en cara, manos y antebrazos son muy visibles y pueden impactar sobre las oportunidades laborales de quienes los usen.

Publicar un comentario