Fundación Futuro Presente es una compañía en EEUU

Desde el 25 de febrero pasado, la Fundación Futuro Presente, una organización de captación de activistas de derecha y adiestramiento juvenil, es una compañía en el estado de la Florida, Estados Unidos.
La firma, registrada como Inc. (corporación), tiene cinco directivos y está domiciliada en un lujoso complejo de oficinas en 20900 NE 30th Ave Aventura, FL 33180.

Miguel Ángel Sabal Matheus, un empresario de recreación e ingeniero en telecomunicaciones, figura como presidente.
Mercedes Narh Villalobos, una comunicadora social, es la vicepresidenta, mientras que Rogelio Diz Montaño y Roddy Rodríguez Fuentes son secretario y tesorero, respectivamente.
Y, finalmente, Sara Hanna Georges, una odontóloga de Valencia y una de las dos chicas invitadas a México, funge como directora.
Sabal Matheus fue consultado sobre la razón de inscribir la fundación como empresa en EEUU, y argumentó que la idea era tener la figura jurídica.
Advirtió de entrada que la empresa no había recibido ni un dólar, como intentando despejar la idea de que se tratara de un mecanismo para captar donaciones.
Sin embargo, destacó que pudiera ser útil para sus actividades de formación, aunque descartó que fueran a captar activistas en Estados Unidos.
En la creación de la firma en Florida no deja de llamar la atención que no estén en la directiva dos de las figuras públicas más destacadas de la fundación, Carlos Graffe, quien es oficialmente el presidente en la instancia venezolana, y Manuela Bolívar, directora de formación y responsable del programa Lidera.

¿UN SEMILLERO DE CUADROS?

En términos partidistas, si bien la fundación se declara independiente y así lo aseguró Sabal, es obvio el desarrollo de un nexo más o menos cercano con el partido Voluntad Popular.
Así lo evidencia una revisión de las posiciones que ocupan algunos de los invitados a México.
Bernardo Ignacio Pulido es abogado defensor de Leopoldo López y Manuela Bolívar es directora de la gestión del alcalde Smolanski, de El Hatillo, directivo nacional de ese partido.
Además, todos los activistas de los movimientos juveniles y estudiantiles cercanos a VP son integrados en el programa Lidera, que en cinco ediciones ha formado a un millar de jóvenes en los valores del capitalismo neoliberal.
En contrapartida, el otro partido de la neoderecha venezolana, Primero Justicia, carece de una estructura de dirección del movimiento estudiantil, y en su equipo juvenil no es fácil ubicar un vocero del sector universitario.
Asimismo, el propio Brian Fincheltub, exsecretario juvenil, reconoce que carecen de una instancia propia de formación de cuadros juveniles y estudiantiles. Y por esa razón muchos de sus militantes a nivel nacional han terminado integrados al programa de Futuro Presente.
Publicar un comentario