Grupo venezolano Capriles invierte sus dólares en banco español junto a Banesco

El clan empresarial venezolano Capriles ha ingresado con sus dólares al sector financiero español luego de desprenderse en 2013 de su conglomerado de medios con la venta a una filial del británico Hanson Group, según lo reveló el portal web El Confidencial.

El encargado de llevar a cabo esta expansión es Miguel Ángel Capriles López, primo del líder de la oposición Henrique Capriles Radonski, que este lunes fue nombrado nuevo consejero de la entidad española NCG Banco, la antigua caja de ahorros gallega que tras ser rescatada con fondos públicos por el FROB fue vendida a finales de 2013 al banquero venezolano Juan Carlos Escotet, propietario de Banesco, indica la reseña.

Miguel Angel Capriles estrena cargo en NCG como consejero independiente, aunque según fuentes del mercado es inversor/cliente del grupo financiero Banesco. Licenciado en Ciencias Administrativas por la Universidad Metropolitana de Caracas, desde hace más de una década (1998) es el máximo responsable de Inversiones Capriles, la oficina patrimonial que gestiona la fortuna familiar en inmobiliario y activos financieros, dos campos en los que poco a poco ha empezado a adentrarse en España con sus últimos movimientos, siempre bajo la mayor discreción, sin hacer ruido.

Antes de recalar en el consejo de administración de NCG, el millonario venezolano ha hecho carrera en el sector financiero como consejero de Mercantil Servicios Financieros, el segundo grupo financiero privado de Venezuela, bajo cuyo paraguas están compañías como Banco Mercantil, la primera aseguradora venezolana (Seguros Mercantil) y uno de los tres primeros bancos comunitarios del sur de Florida (Mercantil Commercebank). Ahora, de la mano de su compatriota Escotet, llega a la refundada entidad gallega, adquirida por Grupo Banesco tras ofrecer 1.000 millones de euros.

Además de la faceta financiera, Miguel Angel Capriles también se maneja con asiduidad en el proceloso mundo del ladrillo. De hecho, el millonario venezolano, al igual que otras grandes fortunas del continente sudamericano durante la crisis, ya ha debutado en el mercado inmobiliario español. Durante los últimos meses, el nuevo consejero de NCG ha comprado varios edificios singulares, uno en pleno centro de Madrid, ubicado en la cotizada Calle Barquillo, y otro en Barcelona, sin que hayan trascendido los importes de sus inversiones, de varias decenas de millones, según fuentes del sector.

Parte de la fortuna que amasa esta rama del clan venezolano procede de Cadena Capriles, durante años el principal grupo privado de medios de comunicación de Venezuela, editor de los diarios Últimas Noticias y El Mundo, los más populares del país. Creado por el empresario de ascendencia judía Miguel Ángel Capriles Ayala hace más de medio siglo, su hijo Miguel Angel Capriles López se hizo cargo de la presidencia y dirección durante los últimos 15 años, hasta que en 2013 esa rama de la familia vendió su parte al grupo de medios Hanson Group por cerca de 140 millones de dólares.

El heredero del famoso empresario y editor venezolano es también consejero de la cotizada venezolana HL Boulton, un holding empresarial de dos siglos de antigüedad con intereses en distintas industrias locales como los servicios portuarios (Terminales Maracaibo), los fletes marítimos y servicios logísticos (Marítima & Logística), petroquímica (Propilven) y cerámica (Carabobo). Sin embargo, el deterioro de la situación política y económica en Venezuela han hecho que el joven millonario traslade parte de sus inversiones a España, convertida en referente por sus precios de saldo en riesgo euro.
Publicar un comentario