Es reincidente comerciante procesado por acaparamiento de 30 toneladas de productos de primera necesidad en Catia

Alberto Valero Sandoval, un comerciante de 40 años, detenido el pasado jueves 22 de enero por su presunta responsabilidad con el acaparamiento de más de 30 toneladas de rubros de primera necesidad y de higiene personal, decomisadas en un local comercial de Catia (Caracas), es reincidente en este tipo de delitos, según se evidencia de registros judiciales del año 2009.

De acuerdo con las actas judiciales los funcionarios que practicaron la actuación el 3 de diciembre de 2008  “…logramos visualizar a dos ciudadanos quienes de forma conjunta borraban con acetona y algodón la fecha de vencimiento de dichos productos, y una ciudadana le colocaban un sello húmedo a los mismos…”.


Por esos hechos Valero Sandoval y otras seis personas fueron imputados por los delitos de acaparamiento y de importación de bienes nocivos para la salud.

Sin embargo en esa oportunidad las penas correspondientes a esos delitos no superaban los 10 años, por lo que el tribunal de la causa acordó medidas sustitutivas de la privación de libertad, por que el grupo de imputados fue liberado con algunas restricciones.

Los hechos por los cuales se adelanta el proceso actual se registraron en la sede de la Distribuidora la Supertienda del Pañal, en la avenida Bolívar, parroquia Sucre en Caracas.

En la audiencia de presentación, el fiscal 73° nacional, Israel Paredes, imputó al hombre por presuntamente incurrir en los delitos de acaparamiento, contrabando y asociación para delinquir, previstos y sancionados en las Leyes Orgánicas de Precios Justos; contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo, y Ley sobre el Delito de Contrabando, según una nota de prensa.

La audiencia de presentación se llevó a cabo en el Tribunal 49° de Control del área metropolitana de Caracas, instancia que a solicitud del Ministerio Público dictó medida privativa de libertad contra Valero Sandoval y fijó como sitio de reclusión la sede de la Policía Municipal  de Libertador.

De igual modo, la instancia judicial acordó medidas de aseguramiento de las cuentas bancarias del hombre.
Según la información preliminar, en horas de la noche del pasado 22 de enero, funcionarios de la citada policía que realizaban recorridos en Catia, observaron cuando el comerciante estaba sacando del local comercial cajas de productos de primera necesidad  y las montaba en su camioneta.

De inmediato los funcionarios se acercaron al lugar y notaron que dentro del establecimiento de donde el hombre extraía la mercancía, habían bultos de arroz, café, pañales desechables para niños y adultos, jabón de baño, detergente en polvo, desodorantes, juguetes, calzados y electrodomésticos, entre otros productos que se encontraban depositados en el local comercial, por lo cual el hombre fue aprehendido y puesto a la orden del Ministerio Público.
Publicar un comentario