Ledezma repite en cada conspiración

VICTOR HUGO MAJANO
CIUDAD CCS

Casi que contra todo pronóstico la aprehensión del alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, realmente fue motivada por su relación con los planes violentos del joven Lorent Saleh, conocidos en septiembre del año pasado.
A través de una grabación de video, de varias videoconferencias, Saleh y sus compañeros “confesaron”  voluntaria y festivamente las tareas conspirativas previstas asi como la identidad de sus colaboradores.
Alli saltó (entre otros) con una fuerza inusitada el nombre de Ledezma, quien según el joven con apellido (paradójicamente palestinos) nacido en el fronterizo estado Táchira calificó como una pieza “clave”.


Esa relación de Ledezma con Saleh y su grupo con posturas de extrema derecha, es el fundamento de la imputación que realizaron los fiscales Katherine Harington y Yeison Moreno por los delitos de conspiración  y de asociación.
El de conspiración está previsto  en el artículo 132 del actual Código Penal, mientras que el de asociación (o asociación para delinquir, como se definía en anteriores legislaciones) lo contempla el artículo 37  la Ley Orgánica Contra la Delincuencia Organizada y el Financiamiento al Terrorismo, promulgada en abril de 2012.

La video-confesión de Lorent Saleh
La noche del viernes 29 de septiembre de 2014, en el programa ‘Zurda Konducta’ que transmite VTV, fue presentado un vídeo en el que los dirigentes juveniles de ultraderecha, Lorent Saleh y Ronny Navarro, incriminan al alcalde metropolitano Antonio Ledezma en la planificación de hechos violentos y de terrorismo.
Ambos revelan que reciben apoyo de Ledezma y que trabajan para el político formalmente socialdemócrata.
Los dos jóvenes se encuentran detenidos por incurrir en el delito de conspiración a la rebelión al planificar acciones violentas y terroristas para atacar Táchira.
“Ledezma se va a restear, es clave en esto, es el más duro y de hecho es quien más nos ha apoyado, quien más ha apoyado a la resistencia”, dijo Lorent Saleh en una conversación con un sujeto desconocido mientras se mostraba acompañado de Gabriel Valles y Ronny Navarro.
“Por eso Ledezma era nuestro candidato presidencial, es el jefe nuestro, es quién nos ha apoyado más, él está en esta movida, es un zorro viejo”, añadió Saleh.
Por su parte, Navarro reveló que “Ledezma es un duro, yo trabajo para él, siempre ha apoyado a los chamos de Caracas, es el que más apoyo nos ha dado, es el jefe”, dijo.
De acuerdo con el vídeo difundido, Navarro coordinaba en la ciudad de Caracas las guarimbas o llamada “resistencia” y era jefe de las actividades en el campamento de la Plaza Alfredo Sadel bajo el alias “Guerrilla”.
Entre las acciones violentas que planificada Lorent Saleh junto a su grupo “Operación Libertad” estaban el asesinato de dirigentes politicos y comunales, la voladura de puentes e instituciones financieras, explotar y quemar discotecas y licorerías, así fue revelado en otros vídeos difundidos en el pasado septiembre luego de la deportación de Saleh desde la vecina Colombia.

Conspiración y asociación
Según el Código Penal el delito de conspiración contenido en el artículo 132 está referido a las actuaciones planificadas con el fin de “destruir la forma política republicana que se ha dado la nación.”
En las conversaciones de Saleh y sus amigos registradas en videos, ese propósito en concreto está claramente establecido.
Por otro lado el artículo establece claramente que el delito se puede cometer “dentro o fuera del territorio nacional”.
Por tanto el hecho de que los registros grabados correspondieran a eventos fuera del país, no significaba que estaban exceptos de la persecusión penal.
Otro aspecto que incluye la norma en un apartado adicional es la  aplicación de una sanción similar cuando un venezolano “solicitare la intervención extranjera en los asuntos de la política interior de Venezuela, o pidiere su concurso para trastornar la paz de la República o que ante sus funcionarios, o por publicaciones hechas en la prensa extranjera, incitare a la guerra civil en la República...”
Este delito (y los complementarios ya descritos) conlleva una “pena de presidio de ocho a dieciseis años”.
En la imputación del alcalde se agregó el delito de asociación, según lo previsto en el articulo 37 de la ley contra la delincuencia organizada.
Viene siendo una especie de delito adicional o complementario, o que en todo caso intenta sancionar el carácter organizado de la actuación delictual.
Ese carácter de empresa criminal, contenido en la norma, tiene entre sus atributos la continuidad del propósito en el tiempo.
Es decir, Ledezma, Saleh y los otros imputados han mantenido a lo largo de varios años el propósito de destruir la forma política republicana que se ha dado la Nación. Basta con revisar los registros históricos para comprobarlo.
Por otra parte en este tipo de organización criminal existe y se acepta una estructura jerárquica.  Hay jefes y subordinados que aceptan y acatan las órdenes.
Esa relación jerárquica se pone de manifiesto en la conversación cuando, entre otros momentos, Saleh dice que el alcalde encarcelado “es el jefe nuestro, es quién nos ha apoyado más, él está en esta movida”.
Sin duda la investigación que adelanta la Fiscalía en coordinación con el Sebin han de haber aportado nuevos y más precisos elementos probatorios de la conspiración, pero lo esencial lo conoció el país en septiembre desde la pantalla del televisor.


Entre la socialdemocracia y la derecha

Aunque proviene de la socialdemocracia venezolana (AD) y que su partido ABP es parte de la Internacional Socialista (IS), Antonio Ledezma mantiene una cercana y publicitada relación con el muy conservador primer ministro del Estado de Israel, Benjamín Netanyahu.

Ledezma, ademas, es el único de los actuales cuatro lideres opositores de Venezuela que no proviene de una familia de la burguesía caraqueña.
Sin embargo no ha dudado en formalizar relaciones con factores de extrema derecha militante que se expresan en agrupaciones como JAVU o la llamada Operación Libertad.

Los nexos, reconocidos mutuamente,  con el activista Lorent Gómez Saleh y su allegados  Gabriel Valles, Ronny Navarro, Gerardo Carrero y Renzo Prieto, no dejan lugar a dudas sobre la naturaleza de su “ambigua” postura ideológica.

____________________________

De una intentona en 2014 a otra en menos de un año

El alcalde Antonio Ledezma, líder del partido Alianza Bravo Pueblo (un desprendimiento del histórico partido socialdemócrata Acción Democrática), no termina de salir de una conspiración para entrar en la siguiente.

Así fue en 2014 cuando sus nexos con un fallido intento de prolongar “La Salida” quedó develado tras la captura y deportación de Lorent Saleh desde Colombia.

Ahora su firma avalando un acuerdo para dar un golpe de Estado clásico, lo vincula con la avalancha de propuestas conspirativas que se suceden unas tras otras.

Ese comunicado, publicado en el diario El Nacional, era la señal para una serie de acciones de fuerza ejecutadas por algunos militares del componente Aviación, según lo explicó el jefe del Estado, Nicolás Maduro.

En esas estaba Ledezma días antes de ser apresado: “fue capturado por órdenes de la Fiscalía y va a ser procesado por la justicia venezolana para que responda por todos los delitos cometidos contra la paz del país, la seguridad y la Constitución”, explicó Maduro.



Publicar un comentario