Este es el exconcejal colombiano Julito Velez, a quien el presidente Maduro vincula con el crimen de Robert Serra (Foto)

Julio César Vélez González, mencionado por el presidente venezolano como relacionado con el crimen del diputado Robert Serra, es un exconcejal del Partido de la U, de Alvaro Uribe Vélez, que el 16 de abril de 2010 asesinó a su esposa.


El exconcejal de Cúcuta, presuntamente entregó el dinero y dirigió todo el proceso para asesinar al diputado Robert Serra, quien perdió la vida a manos de un grupo paramilitar el pasado 01 de octubre, indicó el presidente de la República, Nicolás Maduro durante su programa Contacto con Maduro número 31 desde Caracas.

El mandatario informó que ​Vélez González es prófugo de la justicia colombiana, por el presunto asesinato de su esposa, María Claudia Castaño, en un hecho ocurrido el 16 de abril de 2010 durante una riña conyugal.

Maduro también señaló a Vélez González como ​”mano derecha de Álvaro Uribe Vélez” y precisó  que el asesino es dueño de la casa de cambio, “Mekacambios”, la cual según el Presidente “dirige una guerra contra la moneda venezolana”.

“Este señor asesina a la esposa, consta en los archivos y es público y notorio, llega un abogado muy reconocido de un bufete del poder a Cúcuta, este abogado que voy a nombrar llega presuroso a atender a esta persona, resulta que Julio César Vélez González fue defendido por Jaime Granados, quien es defensor del expresidente colombiano Álvaro Uribe Vélez”, explicó Maduro.

Seguidamente expresó:“yo voy a mostrar a uno de los autores intelectuales que dirigió desde Colombia y desde la frontera el plan de asesinato de Robert Serra, y pido la colaboración de todo nuestro pueblo para su captura, y vamos a adelantar por todas las vías judiciales la solicitud de este asesino, vinculado directamente a un personaje nefasto y gris de la política colombiana”.

Además destacó que otro de los  vinculados al caso es Jaime Granados, alias Don Kike, quien también es “mano derecha” y abogado del expresidente colombiano, Álvaro Uribe Vélez.

“Entregaron al jefe de la banda paramilitar que acabó con la vida de nuestro gran Robert Serra, por qué mataron a Robert, a Robert lo matan porque creían que matando a Robert atemorizaban a la juventud, pero además en la mentalidad asesina iba la ida de que matando a Robert acababan con una generación de líderes”, concluyó el Jefe de Estado.

En un primer momento, las autoridades aseguraron que después de un altercado con él, su esposa, María Claudia Castaño, se había suicidado. Ahora, la hipótesis que más le suena a la Fiscalía es que, en realidad, el expresidente del Concejo de Cúcuta, asesinó a su pareja. en su apartamento del Barrio Quinta Oriental de esa ciudad, según informó el diario El Espectador.

Por ello el pasado 24 de mayo solicitó la medida de aseguramiento en su contra pero esta petición le fue negada, según la jueza del caso, por falta de pruebas. Sin embargo, este lunes en segunda instancia, otro juez ordenó la detención de Vélez, quien desde la Cárcel Modelo de esa ciudad esperará el inicio del juicio en su contra.

El 16 de abril de 2010 a las 6:30 de la tarde, en el tercer piso del apartamento de Vélez ubicado en la 11ae entre calles 4 y 5 de Cúcuta, Castaño recibió un disparo en la frente que le causó un shock y un paro cardiorrespiratorio que la mataron. La mujer, que no fue trasladada a ningún centro hospitalario sino hasta que fue atendida por su cuñado en la misma residencia, habría estado peleando con el concejal y en un momento, según asevera él, aprovechando que Vélez la dejó solo, se suicidó.

Sin embargo, un informe del exdirector de Medicina Legal, Máximo Duque, empezó a tejer dudas alrededor de esta versión. Primero aseveró que la trayectoria de la bala evidenciaba que Castaño no se había disparado a sí misma sino que otro lo había hecho y luego puso en cuestión cómo había sido posible que la mujer se disparara y no soltara el arma sino que, todo lo contrario, se quedará aferrada a ella como, según su cuñado, la encontró.

Vélez siempre ha dicho que el proceso en su contra es “una farsa de la Fiscalía” y ha cuestionado el informe forense que hizo el exdirector del Instituto de Medicina Legal, Máximo Duque y que, según su defensor, se habría hecho de forma irregular. Además, su abogado ha dicho una y otra vez que Castaño tenía tendencias suicidas lo que explicarían el suceso. Los cucuteños han marchado en reiteradas ocasiones para exigir que se esclarezca este crimen que ha conmocionado a la sociedad de la capital de Norte de Santander.
Publicar un comentario