Desmontar control de cambio y de precios pide Fedecamaras para detener la #guerraeconómica / JVR entrevista a Francisco Martínez

El empresariado venezolano, o al menos su fracción dominante, que se agrupa en Fedecamaras, ya tiene su propia propuesta de negociación para suspender la "guerra económica" contra el pueblo de Venezuela, tal como lo han indicado abiertamente desde la 71° Asamblea Anual realizada a mediados de julio en Barquisimeto.

La formula es simple e incluye fundamentalmente el desmontaje de los controles de cambio, precios y política laboral. Así se lo dejó muy claro Francisco Martínez al periodista José Vicente Rangel en la entrevista del programa José Vicente Hoy del pasado domingo 2 de agosto.


Esta es la transcripción de la conversación:



JVR: ¿La misma Fedecámaras u otra?

FM: Digamos que es una Fedecámara con una visión totalmente diferente y de una manera de operarla con más tendencia hacia la modernidad, mucho más ágil, conectada con la realidad del país y también mucho más conectada con todo lo que tiene que ser nuestros trabajadores y nuestros consumidores.

JVR: ¿Es un cambio de estilo?

FM: Si, es un cambio de estilo, nosotros consideramos que Fedecámras tiene que tratar de influir en todo lo que son los temas económicos y los temas empresariales. Nosotros tenemos la firme convicción que en toda la red empresarial debemos buscar esos consensos y acuerdos que permitan que el sector público y el sector privado vayan en una dirección donde podamos llegar a tener el modelo económico que permita desarrollar el país, pero de forma sostenida.

JVR: Muchas ves la imagen es más importante que el mensaje, evidentemente para muchos sectores del país Fedecámaras tiene una mala imagen, ¿Está en el interés de tu gestión cambiar esa imagen de Fedecámaras?

FM: Si, yo creo que está en el ánimo de todo el empresariado, no solamente en mi gestión. Está es una gestión que hemos venido compartiendo un grupo de personas que hemos venido compartiendo y que incluso hemos hecho hasta nuestro análisis y nuestra mera culpa de errores que hemos cometido en el pasado, lo hemos asumido y consideramos que debe pasarse la página y por sobre todo no volverlos a comentar, mantenernos perfectamente alineados hacia lo que debe ser la verdadera razón de una Fedecámara que tiene que luchar por la propiedad privada, por todo lo que tiene que ver con la libre iniciativa y todos aquellos diseños que en algún momento podamos sentarnos y acordar ¿Cuál es el verdadero modelo económico?, que de una vez por toda nos derrumbe por ese sendero para el desarrollo y el bienestar.

JVR: ¿Se puede hablar entonces de un auto crítica?

FM: Si, es que el proceso de mejoramiento continuo de nosotros los empresarios es algo natural, los empresarios estamos acostumbrados y obligados a revisarnos y autocriticarnos porque es la única manera de mejorar, corregir los errores, perfeccionar lo que hacemos bien y estar en esos procesos porque es la única manera de lograr los niveles de excelencia para la hora de prestarle los servicios y a la hora de producir los productos en Venezuela.

JVR: ¿Eso cambios de que tú hablas tiene que estar de acuerdo con lo que pauta la constitución?

FM: Por supuesto, el marco de la constitución y de la democracia.

JVR: Exacto, en otras palabras, todo dentro de la constitución, nada fuera de la constitución, y en ese sentido en lo que compete el cargo que tu ejerces importa mucho las definiciones en el campo económico, la constitución tiene un marco de referencia muy amplio, tu mencionabas la propiedad privada y en efecto está consagrada, no solamente una forma de propiedad, sino varias formas de propiedad privada, ¿Qué puedes aportar tú ahora en este momento?

FM: Yo creo que desde Fedecámaras nosotros podemos aportarle mucho al país, yo creo que de hecho uno no puede ocultar la realidad que estamos viviendo, actualmente hay una crisis bastante aguda en el país que tiene que ser atacada y acordada con la unión del sector público y privado. Nosotros desde Fedecámaras incluso hemos propuesto como una pequeña agenda de cinco puntos que deberíamos empezar a ponerlos sobre el tablero del gran debate nacional que debe tener el país y que el país está esperando, yo creo que nosotros estamos obligado a eso y entre los cuales están temas muy sencillos que son bastantes profundos, pero son cinco temas específicos. El primero es la revisión del régimen cambiario, nosotros consideramos que se necesita un régimen un tanto más eficiente para que la planificación de la compra de materia primas y su intermedio de repuestos son tan necesarios para la producción de bienes y servicios que deberíamos tener un sistema que vaya más pendiente a ese régimen que permita una mejor planificación de nuestras empresas

JVR: ¿Eso llega hasta el control cambiario?

FM: Ojala que podamos tener una economía tan fuerte y robusta que no haga falta tener mecanismos de control, sino que la misma economía sea la que más que estar cuidando la fuga de capitales, más bien estemos regulando o vigilando los capitales que quieren venir hacia Venezuela

JVR: Mientras eso no ocurre ¿Qué hacer entonces?

FM: Yo creo que vamos a seguir teniendo problemas muy severos en la capacidad productiva de las empresas, eso es uno de los cuellos de botella más importante ahorita que tenga la productividad.

El siguiente punto es un sistema de construcción de precios, la estructura de costo en los encadenamientos productivos suelen ser muy complejos y ese sistema debería contemplar la posibilidad de que estén todos los costos contemplados en esas estructuras muy complejas que permitan entonces construir los precios con la rentabilidad adecuada.

JVR: ¿Cómo enfrentar entonces la especulación?

FM: La especulación yo creo que el estado debe enfrentarla y debe regularla de alguna manera, pero el excesivo control más bien está Inhibiendo la posibilidad de productos de los mercados con la rentabilidad adecuada.

JVR: ¿No crees que el excesivo control es producto de la excesiva especulación?

FM: Yo creo que las dos cosas son malas, debería haber el control suficiente para que la especulación no exista, además la mejor manera de controlar la especulación tiene que ser incentivando la producción nacional, a medida que tú puedas tener una producción que abarque y que pueda satisfacer la demanda de todos los venezolanos en esa medida la especulación, nadie especula, así que yo considero más bien, más que tener un gobierno controlador, un gobierno que se ha convertido probablemente en la peor espada de los empresarios, deberíamos tener un estado de promotor y muy vigilante de que esas inversiones que vengan al país tanto nacionales como internacionales permitan que estén seguras y que prosperen de una vez por todas en el país.

JVR: Tú no crees que esas situaciones que tu planteas con respecto a la conducta del estado, obedece dada la respuesta a la actitud de sectores del empresariado que han especulado, que han creado situaciones incluso sumamente difíciles desde el punto de vista político del orden constitucional, que es la respuesta de un estado que en un momento dado percibe que la vivencia de la constitución y la estabilidad del sistema democrático está en riesgo por culpa de sectores del empresariado

FM: Lo que pasa es que eso sería como tratar de culpar a todas las mayorías por errores que se han cometido puntualmente por algunos empresarios, no niego que eso pudo haber existido

JVR: ¿Pudo haber existido o existe?

FM: Pudo haber existido en el pasado como de hecho sucedió en el pasado y cosa que hemos reconocido desde Fedecámaras y desde el sector empresarial, pero actualmente nosotros no consideramos que eso este sucediendo, nosotros creemos que más bien hay unas ganas de poder producirlo los bienes y servicios hechos en Venezuela por venezolanos, nosotros consideramos que mientras podamos estimular la producción de bienes y servicios hechos en Venezuela se van acabar mucho de los males, porque otro de los problemas que está teniendo el tema de la producción son los ataques a la propiedad privada y a la libre iniciativa, y por supuesto todos esos ataques a través de las fiscalizaciones que son producto de un marco legal que está restringiendo al empresariado y que muchas veces va acompañado con la discrecionalidad del funcionario que no benefician la productividad en Venezuela. Todos esos temas creo que hay abordarlo pero con la amplitud que se requiere. Yo creo que el país está pidiendo a gritos que se acuerde que el sector público, el sector privado, los empresarios, los trabajadores y el gobierno podamos sentarnos de una u otra manera ya a construir los acuerdos, esos acuerdos que son tan importantes para salir de la crisis que nos agobia a todos. Yo creo que sería temerario decir que tanto usted como yo y el presidente no queremos lo mejor para el país, si partimos de esa primicia yo creo que podemos destrancar este juego y nosotros consideramos que la única manera es acordarnos para destrancar el juego.

JVR: ¿Fedecámaras en la que tú presides en este momento, alguna huella del carbonismo?

FM: Absolutamente no, yo creo que Carmona fue una coyuntura específicamente en el pasado y que hoy por hoy muchas de las personas que hoy estamos dentro de Fedecámras no tenemos absolutamente nada que ver con esos hechos y por supuesto también hemos reconocido que fue un error muy individual de un grupo de personas, pero no era la agenda para Fedecámaras según nuestra humilde opinión.

JVR: El dialogo, ¿Cuál es tú versión del dialogo?

FM: Yo soy una persona fiel creyente en el dialogo, de hecho en la oportunidad de donde yo vengo, de Maracaibo a mí me tocó presidir la cámara de comercio del 2002 al 2005, que eran esos momentos muy fuertes después de los hechos del 2002 donde había la más profunda división y desconfianza que había entre el sector público y el sector privado, a mí me tocó una época dentro de Maracaibo donde tuvimos mucho contacto con el alcalde en aquella oportunidad, incluso fui atacado en aquella época por mantener posiciones de dialogo con el alcalde de la ciudad, también tuvimos visita de ministros, reuniones formales como informarles. Yo considero y sigo pensando que el dialogo es el vehículo ideal para acordar, para llegar a esos acuerdos fundamentales que son tan necesarios, el sector público y el sector privado tienen que sentarse porque eso es lo que necesita el país.

JVR: El gobierno ha hecho en varias ocasiones mesas de dialogo, se ha reunido con numerosos empresarios, tanto en el gobierno del presidente Chávez como en el de Maduro, se también de la participación de los empresarios en esas mesas, ¿Hay un seguimiento? , ¿Qué información tienes tú al respecto?

FM: Han sido reuniones que en su mayoría no han terminado de dar en la solución de los problemas que ataquen de fondo y desde las raices los problemas que hay que solventar.

JVR: ¿Cuál es la razón de eso?

FM: Yo creo que es la falta de comunicación y hay una disposición en un ambiente exageradamente que yo no estoy de acuerdo con eso, que es esa relación amigo o enemigo, tu no puedes entablar una relación de dialogo cuando tú eres amigo o enemigo de alguien, sino por el contrario tú tienes que partir del reconocimiento de las otras personas, también tienes que lograr los acuerdos mínimos, yo creo que el tema de la propiedad privada y de la libre iniciativa, yo creo que es importante que lo dialoguemos.

JVR: Ese punto de vista que tu expresas funciona en ambas direcciones

FM: Por supuesto es que tiene que funcionar en ambas direcciones, en el reconocimiento mutuo, en el respeto mutuo, muchas de esas reuniones terminan en insultos, tal vez en alguna agenda que no va a llegar, es una absoluta perdedera de tiempo, el hecho de que tu tengas ministros y gente tan comprometida con la productividad del país en una reuniones que a veces son deplorables, yo creo que hay que llevarlo a un sistema donde realmente exista esa plataforma donde la gente se encuentre de forma objetiva para analizar los problemas del país de forma concreta, nosotros tenemos múltiples propuestas porque tampoco es que vamos a estar quejándonos todo el tiempo, yo creo que tenemos un análisis bien exacto de la situación y también tenemos muchas propuestas que requerimos.

JVR: ¿Tú estás dispuesto a plantar una política de ese tipo?

FM: Por supuesto

JVR: Es decir, sin prejuicios, dándole validez a todos los sectores tomando en cuenta todas esas opiniones, aceptando que el dialogo no consiste en imponer un punto de vista en particular, sino en consensuar

FM: El dialogo jamás puede ser una imposición, el dialogo tiene que ser ese reconocimiento mutuo y por sobre todo es que el país lo está requiriendo de esa manera

JVR: ¿Tú se lo planteaste al presidente de la república?

FM: Si, por supuesto, hasta en nuestra conversación que tuvimos yo creo en eso, el presidente debería convocar a los mejores venezolanos que estén técnicamente capacitados, incluso que no tengan ese compromiso con organismo económicos, ni con partidos políticos y que no tengan esas trampas ideológicas, que tenga su ideología, pero lo que realmente nos una sea la visión del país que queremos

JVR: Eso que estas planteando ¿Es compatible con la crispación producto del proceso electoral en marcha?

FM: Eso es una de las más altas preocupaciones, porque nosotros consideramos que las medidas económicas que son unas medidas muy fuertes las cuales estaríamos dispuestos acompañar al gobierno nacional en el consenso sin que sea una imposición, estaríamos dispuestos y por sobre todo son acuerdos mínimos, eso es importante que lo recalquemos aquí, porque hay modelos exitosos en Latinoamérica, donde en esos sistemas hay un intervencionismo hasta a veces exagerado, pero ellos respetan la propiedad privada y también no tienen un anclaje de un sistema de divisa que no les permite al empresariado trabajar, entonces digamos que tiene un balance entre lo que hay que controlar para evitar las distorsiones en esa dinámica que hay entre los diferentes factores productivos que son altamente necesarios y para eso es que debe estar el gobierno de un país, pero también debes tener la capacidad de que con libertad puedas construir precios y rentabilidades sobre todo que se genere las condiciones idiales para las condiciones discentes. Yo creo que la mejor manera para entrar con esos esquemas de inclusión social es  a través de la generación de empleo y de un trabajo decente.

JVR: Hay mucho prejuicio, la polarización tiene un efecto letal en la población, la gente se va radicalizando poco a poco  o aceleradamente también, entonces hay que, por ejemplo nadie puede negar que el gobierno con el empresariado esta picado de colega y tu sabes lo que significa eso en lenguaje popular, te digo esto porque no es que uno quiera agitar el recuerdo del pasado permanentemente, pero la mentalidad de la gente eso subyace, yo no soy psicoanalista, pero creo que eso está presente de alguna manera y siempre hay la sospecha de que sectores del empresariado están a la casa de una nueva oportunidad, tipo 11 de abril  y que algunos silencios en relación con ciertos hechos que han ocurrido, por ejemplo la guarimba del año pasado que ocasionó víctimas, heridos, etc. Fedecámaras no dijo absolutamente nada

FM: Si dijimos, no estuvimos de acuerdo y las pocas veces que fuimos consultados en esa época manifestamos también nuestro desacuerdo porque no considerábamos que eso eran los esquemas y que nosotros siempre hemos creído en la propuesta son legítimas pero también deben tener unos objetivos y al final del camino de esas protestas también deben haber propuestas y consenso entre las partes.

JVR: ¿Cómo lograr un clima, un clima que le habrá la puerta a ciertos grados de confiabilidad?, porque el problema es que la gente se sienta entorno a la mesa, pero viene prejuiciada ya

FM: Primero hay que abrir la mente, lo segundo es que hay que reconocer la contraparte y el saber y el poner como objetivo de que estamos obligados a establecer un acuerdo, esos consensos mínimos que hemos hablado a lo largo del programa

JVR: ¿Cuál sería la base de esos consensos?

FM: La base es la confianza, tu muy bien lo decías, el gobierno no cree y no confía en los empresarios y tampoco los empresarios creen y confían en el gobierno, ese es el primer objetivo o el primer acuerdo que tenemos que fundamentalmente lograr

JVR: ¿Cómo superar eso?

FM: Con compromiso. Todos queremos el bien del país, si agarramos ese elemento simplemente sentémonos para lograr ese objetivo

JVR: Eso es válido y permite abrir ciertas ventanas, porque si se logra traspasar esa barrera del reconocimiento del otro, se puede avanzar. Yo creo que el país está ansioso de que empiece a darse algunos resultados, ahora ¿Cómo concertar entonces entre sector público y el sector privado? ¿Qué paso hay que dar?

FM: Primero tener la voluntad de sentarnos, sino nos sentamos, si seguimos hablando vía micrófono, no vamos a poder construir el primer acuerdo fundamental que permita atacar de raíz los problemas que están agobiando al país, sin olvidar que hay procesos políticos en donde nosotros como ciudadanos estamos insertados, yo soy de la creencia de que el ciudadano debe asumir la responsabilidad ante el país eso no es negociable, pero eso tiene deberes y derecho con nosotros como ciudadanos, este país tiene un déficit muy grande en cuanto es la siembra de modernidad, el país se nos está quedando prácticamente rezagado y está en la saga de otros países que ya están en el estado de modernidad, en la modernidad implica ciudadanía y para que haya ciudadanía casa ciudadano debe ser responsable.

Yo voy a seguir trabajando y considero que todo el equipo que hoy por hoy dirigimos Fedecámaras estamos convencidos que esa es la ruta. Para mí la radicalidad entre ambos lados de la cuerda sin minorías, la mayoría siempre estamos dispuesto a concordarnos, acordar todo lo que realmente se necesita hacer para salir de la coyuntura en la que estamos para que una vez por todas tengamos un país lleno de productos hechos en Venezuela por venezolanos con la prosperidad que tuvimos hasta finales de los años 70, porque este país viene equivocándose en materia económica progresivamente en ciclo bastantes perversos desde principios de los años 80 donde hemos cometido severos errores y hay que corregirlos para erradicarlos de una vez por todas y no volverlos a cometer.

JVR: ¿Tú le tiendes la mano al gobierno?

FM: Yo le tiendo la mano al pueblo de Venezuela y por ende al gobierno nacional.

JVR: ¿Estás dispuesto avanzar en una política de colaboración?

FM: Si estamos incluidos y somos parte de la solución, porque yo creo que el mejor aliado del sector público es el sector privado, yo creo que el sector privado tiene muchísimo que darle a este país y tiene muchísimo también que contribuir con el gobierno nacional, solo si estamos en la solución de esos acuerdos que generen realmente resultados tangible y que no sea una retórica en la que hasta ahorita lamentándolo mucho nos hemos sumergido tanto el sector público como el sector privado.

Publicar un comentario