Buenos días chavismo / En respuesta al artículo Adios al chavismo de Roland Denis


Buenos días, chavismoCon el seductor título de "Adíos al chavismo" el militante revolucionario (no podría definirlo de...
Posted by Victor Hugo Majano on Martes, 29 de septiembre de 2015
Buenos días, chavismo
Con el seductor título de "Adíos al chavismo" el militante revolucionario (no podría definirlo de otro modo, aunque sea con fines operativos) Roland Denis ha publicado este lunes un extenso artículo en el que "declara" la muerte del intento de Hugo Chávez por impulsar la construcción de una alternativa al modelo de sociedad del capital. (Quiza no era eso lo que buscaba Chávez en una primera etapa, pero sin duda si lo fue en una extensa etapa posterior de su liderazgo.)

El inasible texto (Roland no se ha caracterizado por una pluma lineal y sencilla de comprender) sorprende por una definición del chavismo bastante esclarecedera: es una "majestuosa ensalada donde no hay sabor que se combine".

En realidad se refiere a un proceso de confrontación clásica entre dominados y dominadores y que se da dentro de eso que se define como "chavismo". Dice Roland que "El chavismo se fraguó como una apuesta subversiva que supo en su momento recoger todas las fuerzas que quedaron pendientes luego de los grandes fracasos de las izquierdas armadas y reformistas, al mismo tiempo que una jugada con seres gansteriles que supieron entender que lo mejor era entremezclarse con la diáspora rebelde que desde mediados de los años ochenta no tuvo manera de contenerse..."

Así, para simplificar la vaina, es la lucha de clases, a la cual no podría escapar (sería tonto pensar que eso fuera posible) el propio movimiento que intenta dar el salto histórico.

Los gangster siempre estuvieron, unos más agazapados otros más evidentes. Y así, desde el primer momento, se han ido descubriendo en cada intento por frenar la ruptura de época.

El problema es que cada vez es más fácil descubrirlos: con su actitud, sus palabras, sus hechos pasados o actuales, sus miedos...
Y entonces cada día nos damos cuenta que la "apuesta subversiva" se sigue y se seguirá imponiendo ante los "seres gangsteriles".

Cuando uno se percata que en sólo unos días dos almirantes terminaron enjuiciados y en cárceles comunes por sus acciones gangsteriles. O que un alcalde, que logró amasar por tres años un contrato viciado para robarse los impuestos de su ciudad, está preso de un día para otro, entonces te das cuenta que el chavismo no ha muerto.

O cuando escuchas a tu presidente advertir que hace unos días lo trataron de convencer de contratar una compra masiva de cuadernos escolares en el exterior y afirmar sin ninguna duda que tras eso habría un millonario soborno, entonces puedes decir "Buenos días, chavismo"
Publicar un comentario