Ministro copeyano que estuvo encargado de la Presidencia registró empresa en #Panamá durante gobierno de Herrera Campins

El ministro venezolano del Interior durante el gobierno de socialcristiano Luis Herrera Campins, el presidente de la estatal eléctrica y el esposo de la responsable de la imagen presidencial formaron en 1979 una compañía en Panamá, justo al inicio de un período constitucional que se caracterizó por notables hechos de corrupción y un dramático ajuste cambario conocido como el "Viernes Negro".

Se trata de Rafael Andrés Montes de Oca Escalona, quien fue designado ministro de Relaciones Interiores en 1979, y en ese carácter ocupó como encargado la Presidencia de la República,durante los viajes al exterior que realizó el mandatario titular.

Rafael Andrés "Pepi" Montes de Oca, exministro del Interior

Como socio en la firma panameña eligió a un alto funcionario que participó en un multimillonario desfalco a la empresa estatal de electricidad Cadafe, la cual presidía.

Este funcionario era el ingeniero Domingo Mariani, quien huyó del país poco antes de finalizar el gobierno de Herrera, tras haberse descubierto un fraude que le permitió apoderarse de unos 4 mil millones de dólares.

La compañía se denomina Ramdo Internacional, S.A., y fue registrada el 29 de junio de 1979. Su ficha de inscripción es la número 41368 y aún puede consultarse sus documentos en el registro mercantil de la nación del istmo.

Además de Montes de Oca y Mariani, la firma cuenta con un tercer socio (el único sobreviviente del trío), quien era el esposo de  Pilarica Iribarren de Romero, responsable de la imagén del jefe del Estado y productora de su programa semanal de televisión, "Habla el Presidente".

Se trata de Haroldo Romero Palencia, padre de Juan Cristóbal Romero Iribarren, quien se hizo famoso al anunciar por televisión que dejarían sin servicio eléctrico a la asediada sede de la embajada cubana en Caracas, luego del golpe de estado de abril de 2002.

De los tres socios sólo Mariani fue señalado públicamente por hechos de corrupción. Dejó la presidencia de Cadafe en 1982 e inició un exilio dorado en París, junto con su amante, Milagros Maldonado, miembro de la acaudalada familia de ganaderos propietaria de inmensos latifundios como el Hato El Frío, en el estado Apure.

En la capital francesa recibe a intelectuales venezolanos y comienza a desarrollar un proyecto para construir un centro cultural con los recursos robados, según contó Milagros Maldonado en un entrevista en los años 90.

Sin embargo un infartó lo sorprende en un spa donde vacacionaba en el sur de España, y acaba con su vida.

Montes de Oca se retiro de la política en 1998 y falleció en abril de 2012. Si bien no se vió involucrado en denuncias de fraude, el nombre de uno de sus hijos se hizo público a fines de 2013, por irregularidades en una importadora de equipos de computación.

Una inspección dirigida por el entonces ministro de Ciencia y Tecnología, Manuel Fernández, en la sede corporativa del conglomerado ubicada en Boleíta (este de Caracas) permitió determinar sobreprecios hasta del 600% y además una compleja trama de empresas locales y extranjeras con las que triangulaban las importaciones para justificar una estructura de costos inflada dramáticamente.

Una detenida revisión de documentos y registros, tanto en Venezuela como en EEUU y Panamá, permitió determinar que los accionistas de KODE y sus filiales son José Juan Rentería Castellanos, un ingeniero de sistemas mexicano del estado de Cohauila, y Juan José Montes de Oca Gil, hijo de Rafael Andrés Montes de Oca Escalona, quien fue titular del ministerio de Relaciones Interiores y presidente encargado de Venezuela, durante el gobierno del socialcristiano Luis Herrera Campíns entre 1979 y 1984, informó el blog de investigación La Tabla.

Por su parte el tercer socio, Haroldo Romero, mantiene su bajo perfil público, que sin embargo se ha visto ligeremente alterado por la violenta irrupción televisiva de su hijo Juan Cristobal en el asedio a la embajada de Cuba en Caracas el 12 de abril de 2002.

El hijo de Haroldo y Pilarica es el hombre que apareció en un pase en vivo del canal Globovisión advirtiendo a los funcionarios diplomáticos que les quitaría el suministro eléctrico y que hizo famosa la frase "se van a comer las alfombras", al amenazar con prolongar el cerco de forma infinita.

Romero nunca fue procesado por tales actos, sin embargo huyó del país y se estableció en el sur del estado Florida, en EEUU; donde se desempeño un tiempo como vendedor de inmuebles.

Su padre por su lado volvió a crear empresas en Panamá. Actualmente figura como socio en tres todas con capital declarado de 10 mil dolares y donde los socios son su propios hijos Reinaldo, Rodrigo y el propio Juan Cristobal. Su esposa, María del Pilar Iribarren Soublette (quien se hace llamar Pilarica) fue ministra de la Juventud entre 1994 y 1999, durante el segundo mandato del también socialcristiano, Rafael Caldera.



Publicar un comentario