#Guarenas y el "saqueo virtual"

No es la primera vez ni será la última que la etiqueta #Guarenas se posicione, durante horas, relacionada con el término #saqueo. Desde 1989 la ciudad-dormitorio, ubicada en el estado Miranda  a unos 30 kilómetros al este de la capital venezolana, es considerada una especie de indicador de las tensiones sociales: allí se inició la rebelión popular del 27 de febrero que se popularizó como "El Caracazo".

Dicho evento marcó a toda la sociedad venezolana, tanto por el efecto medido en muertes y heridos, como por el impacto histórico que pudo haber tenido..


Por tanto es comprensible la facilidad con la que algún "laboratorio de guerra no-convencional" impulsó y posicionó el término a tal punto que buena parte de la sociedad venezolana asume a esta hora que en la ciudad industrial mirandina hubo un estallido social.

Poco antes del mediodía comenzó la campaña, en la cual se pudo identificar la difusión de imágenes de personas agolpadas en la vía pública, reportes sin fuente ni vocero sobre saqueos, notas periodísticas en medios nacionales con los mismos reportes carentes de soporte y tras esto una avalancha de retuits y redifusión.

Algunos elementos de análisis permiten precisar:
  1. Ausencia de narrador. No hay quien cuente la supuesta historia de los saqueos. No aparece un narrador que diga: yo vi o yo hice algo. Todo es referencial: reportan, dicen, asi me llegó.
  2. Tampoco hay una historia: los mensajes no desarrollan una historia pues no queda claro qué pasó, donde, como y quienes actuaron.
  3. Los medios reportan un evento que no tiene vocero ni fuentes. Todas la notas usan como fuente los supuestos reportes que tampoco tienen soporte de la información. Incluso medio que no se consideran de oposición, como Ultimas Noticias, publicó notas sin una fuente identificable y mucho menos verificable.
  4. Validación por parte de influenciadores. Tras varias horas de haber sido posicionada la etiqueta y el supuesto evento, fue posible localizar mensajes de personalidades influyentes que validaban indirectamente los hechos. El periodista Pedro Luis Flores (antigua ancla de Globovisión) escribió que había confirmado las protestas "con intentos de saqueo". Y reiteraba que habían sido solo "intentos". Mientras que Nitu Pérez Osuna repetía la información inicial de saqueos con la advertencia de "así me llegó".
  5. Finalmente, se pudo verificar que tras varias horas usuarios de la red comenzaron a reportar abiertamente que todo estaba en calma, que no había habido saqueos ni las vías estaban cerradas y que los comercios habían paralizado sus actividades producto de los rumores y la tensión que generaron.
Como evitar "saqueos virtuales"
La experiencia, una vez estudiada, puede contribuir a evitar nuevos eventos virtuales similares ya que se pueden obtener claves para develar la manipulación.

  1. Registre todo evento de violencia o agresión derivado de manifestaciones y "saqueos" del cual usted tenga conocimiento directo o indirecto. Para que su información sea precisa intente responder a estas preguntas; ¿Que?, ¿Quien? ¿Donde?, ¿Cuando? y ¿Como?. Asimismo indique quien le suministró o como obtuvo la información.
  2. Utilice sus cuentas de redes sociales como Facebook o twitter para divulgar la información obtenida y pida a sus amigos o seguidores que reenvien su historia a sus propios contactos. Exija que se le cite como fuente u origen del reporte en caso de que alguien desee verificar la autenticidad del evento u ofrecer detalles complementarios.
  3. Redifunda usted también las historias de otros del mismo modo como se plantea en el punto anterior. Pregunte detalles y aporte los elementos complementarios que usted considere convenientes.
  4. No se haga eco de rumores o de historias que circulen por las redes sociales que no respondan al menos tres de las cinco preguntas propuestas en el punto 1 y que no tengan un origen o vocero verificable.
  5. Desmonte "barricadas y saqueos virtuales" si usted dispone de información o puede obtenerla a través de familiares y amigos que estén en el sector donde supuestamente ocurre el evento. Apenas disponga de la información precisa (otra vez punto 1) divulguela a través de sus cuentas usando como etiqueta el nombre del sector y denominaciones similares y complementarias (p.e. #Petare calle #Bolívar). Asimismo respóndale directamente al "saqueador virtual" con un lenguaje rigurosamente informativo para desmentirlo.
  6. Identifique y destaque los aspectos humanos de los eventos que reporte, como daños o agresiones, directas o colaterales, a niños, embarazadas, ancianos o enfermos. Asimismo ataques a animales y vegetación y servicios públicos afectados como transporte o movilidad.
  7. Envíe sus reportes a medios digitales y exija su publicación. Puede usar menciones en twitter, correos y comentarios en las entradas de dichas páginas. 
  8. Impulse y comparta a través de sus cuentas sociales y por correo electrónico notas publicadas en medios que considerarse "responsables" y que a su juicio puedan contribuir a reducir el impacto de la guerra psicológica.
Tomado de Con el mazo dando 







Publicar un comentario