En Petare "saquearon" la caja registradora de una panadería

“Más que todo vandálico. Un acto vandálico”, repitió hasta tres veces seguidas el representante de la panadería Duri, violentamente asaltada este jueves nueve de junio en la urbanización La Urbina, al este de Caracas, específicamente en el municipio Sucre cuya jefatura política está bajo control del Partido Primero Justicia (PJ), organización públicamente adversaria de la Revolución Bolivariana, con claros antecedentes desestabilizadores como lo demuestra –entre otras cosas- su participación en el golpe de Estado contra el Comandante Hugo Chávez, en el año 2002.


Este día, fuertes y numerosos rumores sobre presuntos saqueos en esa zona fueron puestos a circular con inusitada insistencia a través de las redes sociales, siempre con el mismo factor común: ninguno de ellos era corroborable.

Al final del día, reportes comunitarios dieron cuenta de la intercepción y desvalijamiento de un pequeño camión de transporte de productos no precisamente de la dieta básica de la población, a la altura de la parroquia Petare, jurisdicción gobernada por Carlos Ocariz, dirigente de PJ, y del establecimiento citado al inicio.

Las declaraciones del jefe del comercio asaltado, parecieron dejar sin efecto las especulaciones tejidas sobre el hipotético saqueo, y luego de reiterar que se trató de “un acto vandálico”, añadió que “la mayoría en sí (de quienes protagonizaron el hecho) eran malandros, eran malandros”, que es como se denomina en Venezuela a quienes incurren en delitos violentos contra la propiedad y la seguridad personal.

Inmediatamente, como soporte de su afirmación, añadió: “Lo que se llevaron fueron (sic) la caja registradora y los pesos”  (balanzas), para concluir con una afirmación generalmente aceptada: “La gente que tiene hambre se lleva comida…no se lleva dinero”.

Sus declaraciones están recogidas en la cuenta tuiter @madeleintlSUR, de la periodista Madelein García, corresponsal en Venezuela de la multiestatal Telesur.




El suceso se produjo en el marco de denuncias efectuadas por diferentes voceros del Gobierno nacional, en torno al financiamiento -por parte de la derecha nacional e internacional- a agrupaciones paramilitares que tendrían la tarea de suscitar sucesos como los descritos con la finalidad de generar pánico en la población y, al mismo tiempo, instigar al asalto masivo de centros comerciales.

En agosto del año 2015, el presidente Nicolás Maduro acusó a lo que denomina “la derecha maltrecha” de ocasionar actos de saqueo en un supermercado localizado en el estado Bolívar, al sur del país, precisando entonces que “el general John Kelly, comandante del Comando Sur de EE.UU., hace cuatro meses vaticinó que julio era el mes de la implosión social en Venezuela. Ustedes saben que un general del ejército de EE.UU. no vaticina, ordena, actúa, y la derecha maltrecha de Venezuela ejecuta”.
Publicar un comentario