Acusan a presidente de INTI de agredir a campesino tras ser sorprendido en restaurant con terratenientes de Barinas


Un integrante de un colectivo campesino del estado Barinas denunció haber sido agredido por el viceministro de Tierras y presidente del INTI, José Rafael Avila y su equipo de escoltas tras encontrarlo dentro de un restaurant de la ciudad de Barinas en una reunión informal con algunos de los terratenientes que se atribuyen la posesión de los predios en conflicto.

Se trata del señor Jhon Ramírez, titular de la cédula 15.157.760, quien forma parte del Consejo Campesino Mil Zamoras y una Patria, cuyos integrantes son pisatarios y exigen el rescate del hato Gavilán-La Chaqueta, de 4.312 hectáreas, ubicado en el sector Gavilán de la parroqua Santa Lucía del Municipio Barinas.

Escuche aquí el testimonio

Explicó que el incidente se registró el viernes 17 de marzo, a eso de las 5 de la tarde, en el restaurant El Paso, ubicado en la avenida Industrial de la capital barinesa, cuando Ramírez ingresó al lugar para comprar una bebida.

En el local se encontró con Ávila, el terrateniente Manuel Edgardo Mansilla, quien se atribuye los derechos sobre el hato en conflicto y otro hombre que se identificó posteriormente como Adolfo Carreño.

Aunque inicialmente Avila saludó cordialmente a Ramírez, la situación se tensó cuando este le cuestionó la reunión festiva con el latifundista. El funcionario alegó que el debía reunirse con todas las partes.

En un asador de carne de la avenida Industrial ocurrió el incidente
Luego de abordar los vehiculos en que se desplazaba, el grupo descendió y encaró a Ramírez, a quien le quitaron la cédula y el teléfono celular de donde eliminaron archivos fotográficos y de audio. Al parecer presumían que había registros del encuentro con los poseedores de tierras.

Refirió que uno de los escoltas, a quien llaman "Chiquitín", le propinó un puñetazo en el pecho, mientras que el hombre de apellido Carreño le dijo que iba a tener que ir a buscar el teléfono en el Sebin. En virtud del ataque a golpes Ramírez advirtió que tenía implantado un marcapaso que podía averiarse debido a la agresión.

La esposa de Ramírez, que también se encontraba en el lugar, intervinó y anunció que se iba a comunicar con la gobernadora encargada, profesora Zenaida Gallardo, ante lo cual Avila ordenó devolverle el teléfono. Luego de decir "que sea lo que Dios quera", el viceministro y sus acompañantes se retiraron del sitio.

Ramírez informó que se sentía amenzado y temía ser objeto de algun ataque o de alguna acción que lo involucre en hechos delictivos. Por tal motivo esta misma tarde se dirigió al Ministerio Público a denunciar la situación.

Cabe mencionar que durante la semana pasada un conjunto de predios rurales del estado Barinas en proceso de rescate y bajo medidas de resguardo campesino fueron desalojados violentamente por efectivos de seguridad quienes destruyeron sembradíos y confiscaron herramientas y maquinarias para  la actividad agrícola. El presidente del INTI, José Avila, acudió a la entidad para intentar controlar la situación y restablecer la tranquilidad.

Avila: todo fue producto de una acalorada discusión

Consultado sobre el incidente, el funcionario aseguró que "todo fue producto de una acalorada discusion" y explicó que "reprendí a los compas por eso", en alusión a los miembros del equipo de seguridad.

Sin embargo precisó que el señor "Ramírez actuó de mala fe fotografiando el carro en el que me movilizo y tuvo un altercado con los compás que no paso a mayores."

Agregó que "solo ando en busca de la verdad de un problema que ha lleva seis años y debo buscar todos los elementos y versiones."

Afirmó que "no decidiremos nada en contra de los campesinos" y refirió que "aquí he sido amenazado por la mafias que comercian las tierras, por los terratenientes y otros actores del crimen organizado. No es una papa lo que se esta enfrentando aquí. Solo pido un voto de confianza porque lo que se destapo aquí es solo la punta del iceberg".



Publicar un comentario