Socialismo, vialidad y tránsito

La verdad es que no logro entender porque carajo el Minfra se opone tan radicalmente a las medidas de reducción del uso de vehículos en las principales vías de la Gran Caracas. Y además sin plantear una alternativa que haga viable el uso de avenidas, autopistas y carreteras de la ciudad y sus alrededores.
A estas alturas es imposible circular por Caracas y mas difícil aun conseguir estacionamiento. Sencillamente el uso de la ciudad se ha vuelto inviable por la cantidad excesiva de vehículos en circulación.
El hecho cierto e ineludible es que las vías de transito son limitadas. Es decir no pueden circular más vehículos que la capacidad que intrínsecamente poseen. Hasta ahora la tecnología no permite las desmaterialización de los vehículos y sus ocupantes o su compresión y reducción temporal de tamaño para que quepan más. Me imagino que en un futuro la “cuántica” permitirá hacerlo.
Pero mientras tanto no nos queda otra sino hacer uso racional y eficiente de las vías. De lo contrario simplemente no habrá vía para nadie: solo tendremos estacionamientos.
Ese uso racional no es tan complicado. Es tan simple como respetar el derecho ajeno a hacer uso de la calle. Es decir lo racional es evitar el absurdo de gente que anda en vehículos con 4, 5 y más puestos con una sola persona, es decir el conductor.
Conceptualmente es más sencillo. Si usted se considera revolucionario y bolivariano y constructor del socialismo, pues no le queda otra que promover mecanismos que garanticen el uso social y colectivo de la vía. “Las calles son del pueblo, no de la oligarquía” que puede tener vehículos para cada miembro de la familia. Es decir ni de vaina un revolucionario puede apoyar que la burguesía utilice sus camionetas ciudad-campo de 6 puestos para apropiarse del espacio de circulación del proletariado. De las vías que han sido construidas para el uso colectivo con los recursos del petróleo que son de todos.
Además, si esos sifrinos quieren andar solos en sus vehículos, pues que se compren un vehículo para una sola persona. Pero que no utilicen innecesaria e improductivamente el espacio que es del pueblo trabajador.
En un primer momento no me gustaba lo del Pico y Placa o de Vía Libre por lo del día de parada según la placa. Eso limitaría parcialmente el derecho a la circulación. Pero resulta que ambas propuestas permiten la circulación de cualquier vehículo todos los días y a cualquier hora siempre y cuando lo estén utilizando 2 o más personas. Puro socialismo bolivariano, pana!
Y es que yo como revolucionario iría mas allá: debería ser una norma permanente que al menos entre 6 de la mañana y 8 de la noche en cualquier vía expresa o avenida solo circulen vehículos más o menos ocupados. Pero ni de vaina con un solo ocupante.
Ya sé que más de uno me va a decir que hay otras soluciones que no violen el derecho constitucional al libre tránsito (ese desarrollo jurídico que le reconoce derechos constitucionales a los automóviles deberá ser objeto de estudio en las escuelas de derecho). Por ejemplo la tesis de que hay que construir nuevas vías y que la Panamericana se quedó pequeña para las tres ciudades que la utilizan. ¿Y qué sentido tiene una autopista de cuatro canales si cuando lleguen a Caracas se van a encontrar con callecitas de 1 canal? Es tan ridículo, pequeño burgués y procapitalista como los 8 pisos de estacionamientos del Sambil La Candelaria en medio de cuatro calles donde no caben dos carros uno al lado del otro.
Pero aun cuando hubiera algún tipo de regulación al libre tránsito (que en modo alguno suspende el derecho a circular), esa regulación solo pretende garantizar el derecho. ¿O es que ustedes creen que con todo el parque automotor circulando alguien se podrá mover en cualquier avenida o autopista?
Uno puede entender que al ministro de Infraestructura le moleste que la idea no hubiera sido de él. Coño, pura envidia bien intencionada. Pues si es así que haga una propuesta mucho mejor, más integral, coordinada a nivel nacional. Porque el caos del tránsito es en todas las ciudades y pueblos medianos. Pero no siga colocando a Capriles y a Ledezma como las “víctimas” del Estado Nacional. Es más, ni siquiera nombre los planes, simplemente saque el suyo con toda la autoridad que le otorga el Estado y póngalos a trabajar en ese plan suyo o del Minfra.
Ah, y por cierto. Sería bueno que usen esa misma autoridad para impedir que los transportistas suburbanos de Caracas y sus ciudades dormitorios sigan cobrando el pasaje que ellos mismo deciden. Hace más de un año que aumentaron las tarifas y aun no se ve a Minfra haciendo valer su autoridad.

Publicado en Facebook el 26 de febrero de 2009
Publicar un comentario