De como El Universal fabrica la noticia de un mega atraco en el Metro

El 27 de octubre será de ahora en adelante una fecha inolvidable para el periodismo informativo venezolano. El centenario diario El Universal construyó una noticia sobre un prolongado atraco a un tren del Metro de Caracas usando como única fuente el tuit de una veinteañera asustada (una sola) publicado el pasado viernes en la noche, cuatro horas después del suceso.


Johangely Bolivar (‏@YaliJoha) escribió "A las 6 de la tarde atracaron uno de los metros "nuevos" con armas de Chacao-Chacaito. No hubo detención ni policías. @caracasmetro...". 


Eso lo hizo a las 10:30 pm, quizá cuando ya descansaba en casa. Cinco minutos despues @caracasmetro, cuenta de usuarios del servicio, le preguntó detalles del incidente y si ella estaba en el tren, y Johangely respondió con cuatro tuits. 

En el primero, ademas de decir que si estaba, explicó que "todos corrimos hasta los últimos vagones" aunque "aclaró" que estaban "todos apretados". La breve descripción incluyó gente tirada en el piso y llorando.

El segundo continuaba el relato "precisando" que el tren se detuvo en medio del túnel y la "situación se puso más tensa", aunque sin precisar que sucedió. Y así inesperadamente el tren llegó a Chacaíto.

Los siguientes dos tuits tampoco aportan detalles secuenciales del hecho, sino elementos valorativos luego del mismo. Quiza el aspecto más valioso es la duración del atraco: "todo duro aprox. 20 min."

Johangely, quien dice ser estudiante de Comunicación Social en la UCV (y efectivamente lo es) no parece haber entendido el modelo de las 5 "W" y una "H" que (aunque cuestionado) sigue siendo una excelente herramienta para aprehender lo real, y más aún cuando se trata de un "suceso". 

(En el periodismo, las cinco W (también conocidas como las cinco W (y una H)) es un concepto en el estilo de noticias, la investigación científica e investigaciones policiales que se considera básico en la reunión de información. Es una fórmula para obtener la historia "completa" sobre algo. La máxima de las cinco W (y una H) es que para que un informe sea considerado completo debe responder a una lista de verificación de seis preguntas, cada una de las cuales comprende una palabra interrogativa en inglés: Who? (¿Quién?)What? (¿Qué?)Where? ¿Dónde?)When? (¿Cuándo?)Why? (¿Por qué?)How? (¿Cómo?))

Pero más alla del aprendizaje de la tuitera, convertida tardíamente en comunicadora ciudadana, lo que impresiona es que el diario más antiguo del país (no se si el diario católico La Religión se sigue editando) decida elaborar una "noticia" con el relato y publicarlo antes del mediodía de ayer en su página web, considerada como la más visitada de Venezuela. "Reportaron los usuarios a través de @caracasmetro" decía el antetítulo, aunque la única usuaria citada era @YaliJoha.

Pero ya en la tarde la nota de actualización fue "demoníaca": El Universal consiguió una chica que presenció el atraco y aportó detalles como que ella y otros usuarios "hicimos como un escudo humano en uno de los extremos para salvar a los niños y a las mujeres embarazadas que estaban llorando".  (http://tinyurl.com/9yxllaf, también la guarde como PDF por si la retiran).

El problema es que la testigo-heroína "prefirió no decir su nombre", y el muy tarado del reportero fue incapaz de preguntárselo  exigírselo o en todo caso aportar elementos que avalen a su fuente. 

Pero como es El Universal todos estamos obligados a creerles.

A esa hora la noticia ya había tomado proporciones decididamente masivas. No era una tuitera casi adolescente, era el diario El Universal el que suministraba la información.

Esa segunda nota se publicó a las 4:09 de la tarde del sábado, y la misma @YaliJoha comenzó a minimizar su historia "Epaaaa! Unos medios y algunas personas son muyyyy exagerad@s... Ahora están diciendo que robaron todo un metro. Se pasaroon..", comentó a las 6 de la tarde. Y asi dejó en manos del diario que una vez uso el slogan "Nada convence más que la verdad", la responsabilidad sobre la noticia.


A esta hora la nota sigue montada sin que se haya publicado el desmentido que hizo el Metro con base en las grabaciones de video. No les importa seguir engañando aunque hayan quedado al descubierto.







Publicar un comentario