Hijo de exministro copeyano es propietario de comercializadora de tecnología KODE señalada por fraude en importaciones

Un ciudadano mexicano y un hijo de un exministro venezolano del Interior militante del derechista partido socialcristiano COPEI, son los actuales propietarios de las empresas que conforman el grupo KODE, quiza el mayor comercializador de productos tecnológicos en la nación sudamericana.


Una inspección realizada el martes pasado y encabezada por el ministro de Ciencia y Tecnología, Manuel Fernández, en la sede corporativa del conglomerado ubicada en Boleíta (este de Caracas) permitió determinar sobreprecios hasta del 600% y además una compleja trama de empresas locales y extranjeras con las que triangulaban las importaciones para justificar una estructura de costos inflada dramáticamente.
El ministro de Ciencia y Tecnología dirigió la inspección en KODE

Una detenida revisión de documentos y registros, tanto en Venezuela como en EEUU y Panamá, permitió determinar que los accionistas de KODE y sus filiales son José Juan Rentería Castellanos, un ingeniero de sistemas mexicano del estado de Cohauila, y Juan José Montes de Oca Gil, hijo de Rafael Andrés Montes de Oca Escalona, quien fue titular del ministerio de Relaciones Interiores y presidente encargado de Venezuela, durante el gobierno del socialcristiano Luis Herrera Campíns entre 1979 y 1984.

Asimismo un primo de Juan José, Andrés Montes de Oca Massabie, y cuñado de Rentería, posiblemente mantenga presencia accionaria ya que sigue figurando como director de algunas de las empresas, según los documentos examinados. Andrés es hijo de Martín Aquiles Montes de Oca Escalona, hermano del exministro copeyano, oriundo del estado Lara.

La formación del consorcio se remonta al menos al año 1991, cuando Andres Montes de Oca Massabie y José Juan Rentería (casado con Patricia, hermana de Andrés) registraron la firma Computación Monrenca en Venezuela, asi como una empresa similar en la ciudad de Doral en el estado de la Florida, EEUU.
Esta foto publicada por una revista de tecnología dice que el hombre es Rentería en una celebración en Miami en 2012

Un año después la firma abrió una compañía con igual nombre en Panamá como parte de una estrategia de distribución mayorista en el istmo. En 1994 Monrenca se fusionó con una multinacional estadounidense, Intcomex, dedicada al mercadeo de productos tecnológicos. Si bien una nota en la página web de la corporación dice que en 1998 Monrenca se convirtió en Intcomex Panamá, las operaciones comerciales de la firma inicial continúan desarrollándose según registros de importaciones y judiciales consultados. Sin embargo los accionistas actuales son otros.

Aunque Kode es la firma central formada en Venezuela no se localizaron documentos oficiales sobre su fecha de creación, sin embargo en notas promocionales se hace referencia a una experiencia de 20 años, lo que coincide con los primeros años de la década de 1990.

En Venezuela, además de Kode, el grupo ha operado con Kode Security System (KTSS 2004), TVM Distribution, Distribuidora KTDC, Alphasigma, Inversiones Avila Grande y Avantitek. Esta última es uno de los frentes comerciales más activo ya que se trata de una firma distribuidora de equipos de seguridad electrónica como alarmas y sistemas de cámaras.

De este grupo de empresas sólo las tres primeras recibieron autorizaciones de Cadivi (ente de administración cambiaria) para adquirir divisas a tasa oficial. KTDC recibió 138 millones 024 mil 337 dólares en 1391 solicitudes, KTSS obtuvo 17 millones 347 mil 923 dólares en 86 trámites y TVM logró 11 millones 037 mil 037 dólares en 24 transacciones. En total fueron más de 166 millones que, curiosamente, fueron autorizados con montos promedios sustancialmente altos, y en el caso de TVM con cerca de 500 mil dólares por trámite.

El ministro Fernández, a cargo de la inspección, reveló que las empresas fueron suspendidas por Cadivi en 2010 a causa de un caso de sobrefacturación desde TVM. Sin embargo, agregó que el flujo de importaciones no se detuvo sin que hasta la fecha se tenga conocimiento del origen de las divisas.

Cabe destacar que una revisión de un registro de importaciones confirma que las compras internacionales se mantuvieron incluso en 2013.

Kode publicamente reconoce tener operaciones comerciales con esa denominación, además de en Venezuela, en Colombia, Puerto Rico, Miami y República Dominicana. Al igual que aqui, en esos países también hay otras empresas registradas como KTDC, que funciona como la estructura local de comercialización.

A esta habría que agregar la presencia muy activa de Avantitek, la firma especializada en seguridad electrónica, que mantiene operaciones en las mismas localidades internacionales. En esta empresa aparece un nuevo nombre como líder de la misma: el ingeniero Javier Lupi Arocha. Además de sus cargos directivos en las filiales venezolana y de Miami, Lupi figura como socio de Rentería y Juan José Montes de Oca Gil en la firma panameña Datatech Holding y en la estadounidense Montelupi, LLC.
Javier Lupi Arocha, presidente de Avantitek, filial de KODE


Vale destacar que Montes de Oca es también socio en la firma panameña EO Financial, junto con Luis Carlos Uzcátegui y Luis Miguel Molina, "emprendedores" venezolanos radicados en Miami y creadores de las marcas y portales web www.tucarro.com y www.tuinmueble.com que fueron adquiridos por www.mercadolibre.com por la suma 19 millones de dólares en 2008.

Como dato curioso vale mencionar que el padre de Juan José, el lider copeyano Rafael Andrés "Pepi" Montes de Oca, aparece en el registro mercantil público de Panamá como socio de Domingo Mariani, quien fue presidente de Cadafe durante el gobierno de Luis Herrera Campins, y huyó del país tras ser acusado de la desaparición de 4 mil millones de dólares.
Rafael Andrés Montes de Oca Escalona, ministro del Interior en el gobierno de Luis Herrera Campins


Ellos dos, junto con Haroldo Romero Palencia, esposo de la también ministra durante el gobierno socialcristiano María del Pilar Iribarren de Romero, conformaron en 1979 la firma Ramdo Internacional.






Publicar un comentario