Escuela Campo Alegre ocultó a padres y alumnos investigación al maestro pedófilo William Vahey

La exclusiva Escuela Campo Alegre de Caracas (ECA), perteneciente a una red mundial de colegios internacionales estadounidenses, no ofreció información a los alumnos y a sus padres sobre el caso del maestro pederasta, sino hasta después que se hizo pública, la semana pasada, la investigación que realiza el FBI.

El propio superintendente del colegio, Gregory Hedger, reveló, en un comunicado divulgado el miércoles 23, que las autoridades de la ECA habían sido contactadas por el FBI "en relación con una investigación en curso sobre las acciones de un ex miembro de la facultad , William Vahey , empleado en la escuela de 2002 a 2009".

En lugar de informar de inmediato y en forma pública, la escuela decidió iniciar un proceso de actualización voluntaria de los datos de contacto de sus antiguos alumnos y de sus padres, posiblemente para darles información de modo privado y evitando el consiguiente escándalo.

El 1 de abril Ana Abraham, una empleada de la institución, publicó en la página Facebook de un grupo de la ECA, una invitación para que exalumnos y sus familias enviaran información actualizada. La petición estaba acompañada por un formulario donde se hace énfasis en las fechas de ingreso y egreso así como en datos de ubicación y contacto.

El argumento que justificaba la elaboración del registro era que eso permitiría convocar a reuniones y eventos previstos para las próximas semanas o meses. La invitación no dejó de causar suspicacia, y Tanya Duchild, una de las participantes en la conversación, señaló que la escuela poseía un registro y se preguntó sobre si la señora Abraham era efectivamente funcionaria de la institución.

Esa ausencia de información oportuna ha causado una ola de indignación en la comunidad de antiguos estudiantes y de sus padres, quienes cuestionan que ahora el conglomerado escolar intente proteger su imagen en lugar darle asistencia a las víctimas.

Tina Sironi Magni escribió ante el comunicado, que su hija estuvo estudiando en ECA por 14 años. "Pensabamos haber escogido la mejor escuela de Caracas..... como es posible que NADIE NUNCA se percato' de nada ?? Que falta de vigilancia extrema! ¿ Es que a caso no chequeaban al personal docente y no docente ANTES de ponerlo a trabajar en ECA ?? Que indignacion tan grande sentimos los padres que confiamos en ustedes !", precisó en un comentario en la red Facebook.

Por su parte Alicia Galan Martinez criticó el hecho de haberse tenido que enterar por la prensa de la información, "cuando el colegio nos tenía que haber avisado de lo ocurrido con este monstruo·, en alusión a Vahey.

Mientras que Eva Christina Petersen, exalumna, advirtió que en este tipo de situaciones lo menos que importa es la imagen de la comunidad."Tenemos que cuestionarlo todo ya que es obvio que los maestros y administradores en estas escuelas no han sido entrenados en como reconocer y reportar este tipo de abuso. Vahey was a text book child molester (Vahey es un libro de texto en abuso infantil), puntualizó..
Publicar un comentario