11 claves de la respuesta de Maduro a Giordani

El presidente venezolano Nicolás Maduro respondió la noche del miércoles la carta pública de su exministro de Planificación, Jorge Giordani, quien lo cuestionó duramente por su desempeño luego de la enfermedad y muerte del lider máximo de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez.

En una breve pero sentida intervención durante un Consejo de Ministros, Maduro advirtió que su equipo de gobierno es la esencia del pueblo venezolano y que ninguno de sus colaboradores representa a empresas transnacionales.

Aunque se abstuvo de mencionarlo en toda su alocución, fue evidente que siempre se refirió a Giordani a quien bautizó como cronista del fracaso, en clara alusión al relato de los incidentes de la gestión económica durante los últimos 18 meses.

Estas son las once frases claves de la respuesta.

1) Los hijos del pueblo
"Usted puede buscar en todos los hombres y mujeres que aquí estamos sentados y lo que encontrará es la esencia del pueblo venezolano. Aquí no está ningún grupo de poder. Aqui no se sienta a representar uno transnacional nadie, ninguno de nosotros. Somos los hijos del pueblo, somos el gobierno del pueblo. Primera vez que en este Palacio, sede del poder Ejecutivo, se ha sentado a gobernar el pueblo"

2) La humildad
“Necesitamos la humildad para entender nuestra función. Sólo con la humildad, venciendo el ego, el orgullo, venciendo la miseria y bajas pasiones que trae aparejado a veces el poder mal entendido. Solamente con la humildad, la sencillez, la honestidad es posible entender la función que nos toca cumplir, y lo digo en primera persona: que me toca cumplir. Que vengo cumpliendo y que seguiré cumpliendo para el pueblo”.

3) Cronistas del fracaso
“Yo le decía a los compañeros ahorita en la reunión, que uno ve al pueblo en vanguardia, en batalla. Hay compañeros que prefirieron y prefieren refugiarse en la retaguardia de la retaguardia, y convertirse en los cronistas del fracaso, convertirse en los cronistas favoritos ahora de la derecha, porque no entienden el corazón del pueblo, no entienden la fuerza revolucionaria del pueblo”.

4) Gran ego pequeñoburgués
“En Venezuela el pueblo ha sido la vanguardia revolucionaria. Que no ha sido entendido por algunos escribidores y grandes pensadores; no lo han entendido. Han estado entre el pueblo algunos de ellos, y no lo han entendido. Ha valido más el ego pequeñoburgués, gran ego pequeñobugués, y el orgullo, que la humildad de un pueblo que merece que trabajemos por ellos, por nosotros, por nuestra Patria”.

5) Gobierno vanguardia
“Nosotros en el gobierno tenemos que ser la vanguardia de la vanguardia, estar a la vanguardia de nuestro pueblo, abriendo caminos, superando obstáculos, enfrentando dificultades, orientando a nuestro pueblo en medio de las peores circunstancias, si se presentaran en cualquier momento de nuestra historia. Construyendo la vida, la esperanza y el futuro de nuestro país. En la vanguardia de la vanguardia, ejerciendo lo que hace una vanguardia: abrir caminos, despejarlos, dar el ejemplo de disciplina, de entrega, de humildad, de honestidad, de dedicación a la causa de la Patria, la vanguardia de la vanguardia”.

6) Vanguardia ética
“Tenemos que ser nosotros, el gobierno bolivariano, la vanguardia ética, la vanguardia espiritual, el amor profundo por la Patria, el amor profundo por nuestro pueblo, el amor y la lealtad profunda por nuestro Comandante Hugo Chávez”.

7) La traición
“No traicionar jamás la confianza que dejó el Comandante Chávez en nosotros y nosotras. Jamás. Bajo ninguna circunstancia ni excusa. No hay excusa para la traición de nadie al Proyecto Revolucionario. (Debemos) ser la vanguardia de la vanguardia.”

8) Hasta el gato
“En el 2002 al Comandante Chavez lo traicionó hasta el gato. ¿O no? Gente muy cercana a él. Muchos de nosotros nos quedábamos asombrados de ver alguna gente que un día se iba haciendo críticas y terminaba jugando para la derecha. Es lamentable y doloroso, porque uno quiere a la gente de verdad. Hubo casos muy simbólicos… Luis Miquilena, por ejemplo. Si ustedes nos hubieran preguntado en 1998, 1999, ninguno de nosotros jamás hubiera creído que pudiera suceder eso. Una vez el Comandante Chávez nos convocó aquí en diciembre de 2001, y nos dijo: ‘está pasando esto, aquello’, y nos dijo: ‘tal persona, tal persona. Preparémonos’. Con aquella tranquilidad que le daba la fe que tenía en la causa que él defendía. Esa es la tranquilidad del alma que uno tiene aquí… de haber sido leal a la causa de la Revolución y de nuestro Comandante Chávez”.

9) Deslealtad
“¿Cuántas traiciones vivió el Comandante Hugo Chávez? Siempre disfrazadas las traiciones. Porque la deslealtad, ¿qué es? ¿Qué es la deslealtad? Cada quien saque sus propias conclusiones. ¿Cuántos ataques durísimos que lanzó la ultraderecha nacional, internacional, y el Comandante se fue fortaleciendo de cada ataque, de cada golpe, contragolpe, del sabotaje petrolero, del sabotaje a la economía, de los intentos de magnicidio. De cada coyuntura, él tuvo la capacidad de renovarse y de renovar nuestra Patria.”

10) Gobierno de calle
“Me siento orgulloso del gobierno de calle y de todo el esfuerzo que hice para conseguir recursos para invertirlos en el pueblo, que es para lo que yo estoy aquí, y voy a estar aquí muchos años para eso: para conseguir los recursos para gobernar para el pueblo, no para la burguesía o para tecnócratas que se creen superiores a los hombres humildes de este pueblo”.

11) Coctel venenoso
“Seamos objetivos, compatriotas; le hablo a todo el país. Le hablo a nuestro pueblo, le hablo a la vanguardia de millones de hombres y mujeres que aman la Patria y que defienden el proyecto de Simón Bolívar y de nuestro Comandante Hugo Chávez. Seamos objetivos: las guarimbas le han hecho daño a esta Patria. Hagamos los balances y remontemos por encima de los daños, de las dificultades, de los obstáculos que han quedado. Limpiemos el camino, el terreno, y en eso estamos. Y tengamos capacidad para renovarnos, para renovar lo que sentimos por esta Patria. Renovar el desprendimiento y la humildad. Desprendámonos de egos, de individualismos, de vanidades que tiene la pequeña burguesía. Dejen al lado la vanidad, el individualismo. El ego es un coctel venenoso, que el que lo ingiere… bueno, se queda a mitad de camino y pierde todo lo que caminó, y eso es doloroso. Que alguien pierda el camino que ha transitado. Después tiene que, para salvarse, desintoxicarse de tanto ego, y vanidades, y complejo de superioridad. Así que aprendamos a renovarnos todos los días en la fe, en el amor. Venezuela tiene un camino, ese camino está trazado: es el camino de la independencia, de la construcción todos los días de la dignidad nacional, de un nuevo modelo de sociedad, de un nuevo modelo de economía. ¡Ese es nuestro camino! Y además, tenemos la guía para transitarlo.”



Publicar un comentario