En 10 claves Farmatodo y el golpe económico

La aprehensión y el enjuiciamiento criminal de los directivos de la cadena Farmatodo, principal distribuidor de medicamentos y artículos de higiene personal del país, ha demostrado la firme decisión del gobierno y de las instituciones para enfrentar la ofensiva que adelanta la burguesía comercial-importadora contra el pueblo venezolano.

Estas son algunas claves para entender los hechos.

1.- Farmatodo cuenta con 166 establecimientos, más de cinco mil trabajadores y un centro nacional de distribución (CENDIS), ubicado en los Valles del Tuy, y cuya capacidad operativa fue triplicada en abril de 2013 tras una inversión de 17 millardos de bolívares. Los datos dicen que el CENDIS tiene capacidad para despachar a 220 tiendas, pasó de 5 mil metros cuadrados a 12 metros cuadrados de área de operaciones, antes contaba con 11 puertas de despacho y recepción y hoy con 29, aumento a 11 mil las posiciones de paletas que eran antes sólo 3 mil 800, y la altura de las estanterías se elevó de 7 a 11 niveles.

2.- La farmacia Lara, establecida en Barquisimeto en 1918, es el origen de la organización Farmatodo. Su propietario fue Rafael Zubillaga, abuelo del actual líder de la empresa, Rafael Teodoro Zubillaga. Se trata de un grupo familiar de la burguesía regional que logró expandirse en todo centrooccidente, y que posee una gran influencia política, social e institucional.

3.- En 1984 la compañía cambió el paradigma comercial y pasó de la atención desde el mostrador al autoservicio como en los supermercados para los productos de cuidado e higiene personal y medicamentos sin prescripción. Esto ocurrió tras una crisis de liquidez que los obligó a vender su centro de distribución al mayor y a expandir las tiendas de detal.

4.- El plan de reconversión fue dirigido por David Sommer, fundador de la cadena estadounidense de farmacias Rite Aid, de donde fue tomado el concepto. Este es el segundo conglomerado de farmacias de EE.UU. y a lo largo de su historia las autoridades han logrado determinar la comisión de fraudes relacionados con el expendio de medicinas y alimentos vencidos y con la alteración de sus registros contables.

5.- Farmatodo logró negociar en forma directa y con descuentos con los distintos proveedores, es decir, sin la intermediación de distribuidores y vendedores. Esto, además de mejores precios, le ofrece acceso prioritario a los despachos de las transnacionales de consumo masivo.

6.- La firma cuenta con asesoría de expertos y estudiosos para el manejo de sus procesos logísticos y además posee una infraestructura y equipamiento envidiables. Por eso es indudable que Farmatodo está usando su “know how” y sus recursos para actuar como punta de lanza de las transnacionales de consumo masivo en la “guerra económica” que enfrenta Venezuela. Con su propio plan de racionamiento y con la entrega de productos tras el mostrador están haciendo justamente lo contrario a lo que han promovido con tanto esfuerzo los últimos 30 años.

7.- La expansión nacional (y luego internacional) de Farmatodo incluye una identidad arquitectónica y urbanística: techos azules, ventanas y puertas de vidrio y muchos están ubicados en parcelas grandes, sobre avenidas amplias y de mucho tráfico, y una generosa oferta de estacionamiento. Todo ello se articula fluidamente con los procesos de urbanización en las grandes y medianas ciudades del país que incluyen urbanismos aislados, ciudades-dormitorio y desmantelamiento de los cascos urbanos como espacios de comercio y de práctica política y ciudadana. Y en consecuencia un ciudadano con una militación política “mediática” y que en Farmatodo “comprueba” que el país está tal mal como le dicen en el twitter o en el cable.

8.- Con servicios nocturnos y de 24 horas, casi un centenar de establecimientos realizan ventas a través  de una taquilla blindada a compradores que se movilizan en sus propios automóviles. Este servicio aprovecha la matriz dominante sobre la inseguridad personal, en especial durante la noche, y al mismo tiempo la reafirma.

9.- Los locales Farmatodo se convirtieron desde hace uno o dos años en los más dinámicos puntos de comercio y en los principales espacios públicos de debate y confrontación política y ciudadana. De hecho, durante la violencia o “guarimba” de 2014, sirvieron como centro de operación y punto de reunión para la ejecución de dichas acciones.

10.- Todos estos elementos convierten a Farmatodo en el principal centro de promoción del “golpe económico” con capacidad “científica” para producir colas e inestabilidades programadas en la distribución gracias a su alcance de mercado, su ubicación geográfica y sus horarios extendidos. La imagen más nítida de la guerra económica es precisamente la casita del techo azul.
Publicar un comentario