Opinión / Lorenzo miente o no tiene ni idea de cuanta harina produce Polar / Victor Hugo Majano

Lorenzo Mendoza miente descaradamente cuando en su carta pública, del jueves 30 de abril, dirigida al presidente venezolano, Nicolás Maduro, asegura que Empresas Polar amplió su capacidad de producción de harina de maíz "en 43 millones de kilos mensuales, en nuestra planta de Chivacoa"

La frase completa no deja lugar a ninguna duda: "Además, ampliamos la capacidad de producción de Harina P.A.N. , en 43 millones de kilos mensuales, en nuestra planta de Chivacoa" . No dice "a" o "hasta". El término "en" expresa nitidamente que se trata de la cantidad que se aumenta gracias a la ampliación de la planta de Chivacoa.




Siendo así (o lo es, porque firmó la carta y Polar la envió y no lo ha desmentido), entonces Lorenzo "Nieto" Mendoza efectivamente es un mentiroso porque una ampliación de esa magnitud sería igual a duplicar la producción y tendríamos harina para comer arepa a toda hora.

La otra posibilidad (que lo exculparía de inmediato de la acusación de mentiroso) es que, en realidad, no sabe de lo que está hablando. Es decir, no tiene idea de cuanta harina produce Polar.

Para saber cuanta harina produce Polar (o mejor dicho, para saber cuanto dice Polar que produce) basta con ver los informes quincenales que la empresa publica en su portal web. Por cierto, en este momento Polar sólo mantiene publicados los últimos cuatro informes, y se toma la molestia de despublicar y esconder el anterior. No creemos que se deba a falta de espacio en sus servidores, sino a un intento de limitar el acceso público a la información o para evitar que Lorenzo se confunda con tantos númeritos.

El hecho puntual es que en los cuatro informes, que abarcan cerca de dos meses, desde el 26 de enero hasta el 23 de marzo de 2015, se produjeron 91 mil 779 toneladas de harina P.A.N, es decir un equivalente de 45 millones 889 mil kilos por mes.

Con esos datos, una proyección anual nos llevaría a un estimado de entre 550 mil y 585 mil toneladas, según lo hagamos por meses o semanas.

De sumar este volumen con el que adicional pero hipotéticamente, produciría Chivacoa, estaríamos hablando de más de 1 mil 100 millones de toneladas de harina P.A.N. al año.

Pero si seguimos revisando las declaraciones públicas de Mendoza "Nieto" nos encontraremos con más inconsistencias.

En agosto de 2014, con motivo de la inauguración de la ampliación de la planta de Chivacoa, Lorenzo Mendoza explicó (según el diario El Universal del 28 de agosto) que se incrementaría en 41 mil 244 toneladas de maíz al año lo aportado por ese centro de producción.

En todo caso eso fue en agosto pasado, por lo que en las cifras de este año, ya debería comenzar a reflejarse el incremento de la producción. Al menos en un estimado de 3 mil 500 toneladas por mes.

Sin embargo en el mejor escenario de producción la media mensual no supera las 49 mil toneladas.

Eso se vería bien si en octubre de 2013 el propio Lorenzo no le hubiera dicho al diario El Nacional que su empresa producía entre 45 mil y 50 mil toneladas mensuales de harina precocida de maíz. Que además colocaban en el mercado 600 mil toneladas anuales y que con las ampliaciones en Chivacoa, y otra ofrecida para la planta de Turmero, la cantidad de harina PAN en los anaqueles del país superaría las 700 mil toneladas durante el año 2014.

Es decir, ¿como es que en el 2015 la producción de harina es igual y hasta menor que la anunciada en 2013? ¿Ya Lorenzo estaba mintiendo en ese momento o simplemente no tenía idea de lo que estaba diciendo?

Unos meses antes, exactamente el 13 de mayo, Mendoza ofreció una rueda de prensa sin preguntas, en la cual explicó que la producción en esa fecha era de 44 mil toneladas por mes y que las plantas de la empresa estaban al tope de la capacidad instalada.

El diferencial de producción declarado entre mayo y octubre del mismo año está entre 1 mil y has 6 mil toneladas por mes. Muy grande, pero tan impreciso como asegurar que Lorenzo hubiera mentido en una u otra declaración. Quizá sí había sido una confusión. ¿Una más?

En esa puesta en escena, frente a una mesa con todos los productos y marcas de Polar, Mendoza habló con caracter, mientras sacudía con fuerza su melena para dale contundencia a sus aseveraciones.

Una fue la referida a su presunta disposición y capacidad para incrementar la producción en unas 100 mil toneladas anuales siempre y cuando le entregaran algunas de las plantas administradas o de propiedad estatal. Y la otra textual que decía " lo que Empresas Polar promete, Empresas Polar lo hace"

El problema es que antes, pero bastante antes, en junio de 2010,  Polar había prometido que para mediados de 2011 la ampliación de las plantas de Chivacoa y Turmero se habría completado y la producción se incrementaría en 70 mil toneladas adicionales. Para la fecha el vocero de la empresa, Pablo Baraybar, confirmaba que la producción era de 528 mil toneladas, y que el volumen adicional permitiría a la empresa acercarse a las 600 mil toneladas por año.

Lo cierto es que Polar no hizo ni lo uno ni lo otro: ni aumentó la producción en la cantidad y mucho menos en el plazo ofrecido.

Pasaron más de cuatro años para que sólo Chivacoa comenzara a operar con la ampliación (o es lo que la empresa ha dicho) y el volumen no llega ni a los 42 millones de kilos.

Y a todas estas aún no sabemos si Lorenzo miente o no sabe.













Publicar un comentario