Por terrorismo imputan a pareja que planificaba asesinar a cantante Daniela Cabello

Un tribunal de Caracas ordenó prisión preventiva por cargos de terrorismo para una pareja de jóvenes señalados de participar en un plan para asesinar a la cantante venezolana Daniela Cabello, hija del presidente del parlamento de la nación suramericana y líder fundamental del chavismo, diputado Diosdado Cabello.

La información fue confirmada por Christipher Abreu, hermano de Dany Gabriel Abreu, un estudiante del último ciclo de ingeniería eléctrica, que fue aprehendido la noche del lunes 17 de agosto, horas después de su pareja, Andrea Susana González de León, fuera citada por el Sebin (policía de seguridad de Estado) para ser entrevistada en relación con el crimen de su amiga Liana Hergueta. 

Por tal motivo fue decretada una medida privativa de libertad y se fijo la sede del Sebin como lugar de reclusión.
Andrea González De León y Dany Gabriel Abreu

La pareja, el de origen portugués y ella nacida en Tenerife (España), fue inculpada por José Rafael Pérez Venta, un hombre de 27 años que confesó haber cometido el crimen de la comerciante el jueves 6 de agosto en un apartamento del centro de Caracas, y junto con un cómplice descuartizó el cadáver y lo abandonó dentro del vehículo de la víctima en una calle de la urbanización Las Palmas, en el norte de la ciudad.

Pérez Venta, un activista de derecha con posturas extremistas, era dirigente del partido Voluntad Popular de Leopoldo López, a quien habría servido como escolta personal, y en la trama del crimen se han determinado conexiones políticas que han involucrado a todos los principales dirigentes de las agrupaciones de oposición.

Su más reciente confesión, grabada en video, involucró a González, de 27 años, y a Abreu, de 31, en un la organización de un plan para matar a la hija mayor de Cabello, dentro de su vivienda ubicada en San Antonio de Los Altos, un suburbio de clase media muy cerca de Caracas, donde residen también los acusados y vivía la víctima que fue descuartizada.

La cantante Daniela Cabello con su padre Diosdado Cabello

Inicialmente había señalado a la joven como la persona que le facilitó el contacto con Liana Hergueta, una comerciante informal que denunciaba haber sido estafada por Carlos Trejo, un dirigente juvenil del partido Primero Justicia, amigo de Pérez Venta, quien ofreció gestionar la compra de un lote de dólares en el mercado paralelo (e ilegal) de divisas.

Trejo está señalado como la persona que ordenó el asesinato de la mujer, y está procesado por el delito de sicariato como determinador. Sin embargo Pérez Venta ha dicho que "se les pasó la mano" mientras golpeaban y amedrantaba a la comerciante, quien fue atraída al lugar del homicidio con la promesa de la devolución del dinero que había pagado por los dólares.

Los familiares de la pareja habían venido denunciado que se les había impedido la comunicación y las visitas, y en las redes sociales comenzó a circular la versión de que habían sido torturados.

Sin embargo el pasado jueves se les permitió llamar a la madre de Abreu, Isabel Abreu, a quien le aseguraron que "no les habían hecho nada", según informó ayer Christopher, hermano del joven.

Los familiares de Abreu habían recurrido a las embajadas de España y Portugal para pedir su intervención por que ambos son ciudadanos de la Unión Europea (además de venezolanos) y han denunciado que se han violado sus derechos fundamentales previstos en la Constitución Bolivariana.


Publicar un comentario