En una universidad del Opus Dei en Caracas estudió periodista del video racista

Yael Farache Bograd, la periodista venezolana que publicó un video (que se hizo viral) en su perfil de Facebook, cuestionando haber sido atendida por un negro en una tienda de Miami, realizó sus estudios de Comunicación Social en una universidad privada de Caracas perteneciente al Opus Dei, una institución católica con posturas abiertamente conservadoras.


Se trata de la Universidad Monteávila, establecida en 1998, "con la inspiración de las enseñanzas de San Josemaría Escrivá" (fundador de la Prelatura) según lo reseña la página web de la obra en Venezuela.

La comunicadora, de 30 años de edad y de origen judío-sefardí, atrajo la atención de diversos medios españoles tras colgar en su cuenta de la plataforma social Facebook, el video vertical en que relata su experiencia al visitar una tienda de la cadena Urban Outfitters en Miami Beach, EEUU, donde reside actualmente.

El elemento medular de la exposición de Yael es que la persona que atendía los probadores era un negro muy alto y como de 300 kilos de peso, que hablaba y vestía muy "gueto"

Cabe destacar que el término "gueto" puede referirse a una "zona o barrio habitado por personas que tienen un mismo origen o condición y viven aisladas y marginadas por motivos raciales o culturales", y por el contexto es probable que ese haya sido el sentido. Sin embargo la palabra, en forma predominante, alude al "barrio en que vivían o eran obligados a vivir los judíos en algunas ciudades de Italia, Polonia y otros países centroeuropeos."

La joven es además una popular bloguera (Acapulco70) que escribe sobre política y se declara "de derechas". En el sitio ofrece detalles sobre su posición política y ética pronunciando su rechazo a la democracia y reivindicando la discriminación. 

La autodefinición dice: "No creo en las bondades de la democracia (y en esto incluyo a las Repúblicas que son democracias indirectas). La igualdad es grotesca. Me gustan las jerarquías, el orden, la higiene y la civilización. Sin la discriminación es imposible el raciocinio y de la discriminación emanan todas las cosas que hacen a una sociedad libre y próspera."

Algunos datos sobre ella la ubican como residente de la urbanización La Urbina, en el noreste de Caracas, una zona de edificios de clase media, rodeada por barrios populares y "marginales", y además por donde cruzan autobuses y vehículos rústicos que ofrecen el servicio hacia los "cerros" donde se asientan las familias pobres de la capital venezolana.

Es hija de una educadora y psicóloga, que en algún momento fue directora del prescolar Moral y Luces, un centro educativo de la comunidad judía en la ciudad.

Su padre es un ingeniero electrónico, trabajador asalariado de industriales del sector textil, y quien en 1989 fue denunciado por el delito de estafa simple por la emisión de un cheque con defectos de forma.

Llama la atención que la joven no haya cursado sus estudios superiores en universidades que gozan de mayor prestigio y tradición como la Católica Andres Bello o la Metropolitana, favoritas de los descendientes de la comunidad judía en Venezuela.

Sin embargo, el aspecto más llamativo no es el video en Facebook, sino la enorme cantidad de escenas pornográficas que grabó vía webcam para clientes en línea, con el seudónimo de MilaE.

Con respecto a la Universidad Monteavila, vale mencionar que uno de sus antiguos decanos de la Facultad de Derecho, es José Rodríguez Iturbe, quien había sido postulado como canciller del fallido gobierno que pretendió instalarse tras el golpe de Estado de abril de 2002.

Asimismo no está demás precisar que muchos de los líderes de los partidos de derecha, como Julio Borges o Ramón Muchacho, son egresados de colegios regentados por el Opus Deí. Y en 2014, los participantes más violentos en las acciones, como los hermanos Akl (que usaban un vehículo blindado para atacar a la policía en Santa Fé, Caracas) y  Roberto Annese  (muerto cuando disparaba un explosivo artesanal en Maracaibo) había estudiado en los principales colegios de la Obra.

Entre los medios españoles que reseñaron el polémico video se encuentra El País, Público.es y hasta el monárquico ABC.

El video ya se acerca a las 500 mil reproducciones, y aunque en algún momento Yael denunció el bloqueo de su cuenta Facebook, ya se encuentra disponible normalmente.





Publicar un comentario