Padres utilizan a escolares que cruzan la frontera para "bachaquear" productos básicos desde Venezuela

Unos 1 mil 400 niños y adolescentes residenciados en la población venezolana de Ureña cruzan todos los días la frontera para ir a estudiar en colegios de la ciudad colombiana de Cúcuta, capital del departamento Norte de Santander, revela hoy el diario La Opinión.

De esa manera reconoce que la decisión de venezolana de cerrar la frontera no afecta a los sectores más vulnerables, en este caso a los escolares.

Unos 1400 niños pueden cruzar la frontera para estudiar en Cúcuta
Pero al tiempo que van a las escuelas, los padres de algunos de los niños los utilizan para contrabandear pequeñas cantidades de productos básicos que son subsidiados por el gobierno de Venezuela.

De acuerdo con el informe del diario cucuteño las autoridades colombianas se reunieron con rectores de colegios de Cúcuta para acordar medidas que eviten complicaciones en el paso de los niños que cruzan la frontera para estudiar.

Según los rectores, en los últimos días se presentaron inconvenientes con las autoridades venezolanas luego de que encontraron casos aislados de niños trayendo hacia Colombia productos de la canasta básica entre sus mochilas escolares.

Según el secretario de Educación (e) de Cúcuta, Jesús Sepúlveda, se conoció de casos muy puntuales de padres que utilizaron a sus hijos para pasar  una botella de mayonesa o un paquete de espaguetis.

“Llamamos a los rectores  para que ellos lleven el mensaje de que eso no ocurra otra vez porque hiere la susceptibilidad de la autoridad venezolana y puede comprometer la educación de los niños”, dijo.
Publicar un comentario