En Venezuela hay una guerra para tumbar al chavismo, asegura empresario vasco que mostró tiendas de clase alta en Caracas


Corrupción, contrabando y "bachaqueo" explican la escasez diferenciada
Agustín Otxotorena, empresario vasco residenciado en Caracas que divulgó en la última semana fotos de supermercados donde compra la clase alta de la capital venezolana, ofreció una explicación sobre las características y las causas de la escasez que golpea fundamentalmente a los sectores trabajadores.

En su análisis precisa que el fenómeno se origina en la corrupción en los procesos de importación con divisas subsidadas por el Estado y en la existencia de distorsiones como el contrabando de extracción hacia Colombia y la reventa de los bienes esenciales (conocido como "bachaqueo") por parte de mafias ligados al paramilitarismo colombiano.

Explica que las grandes cadenas de distribución como Makro, Excelsior Gama o Plaza's tienen sus propias organizaciones para importar. "Importan ellos directamente y trabajan con los importadores privados mas fuertes."

Sin embargo su referencia es el dolar paralelo y sus precios estan dolarizados a la venta, advierte. "Por eso hay productos de lujo para aburrir. Porque no están sujetos a regulación."

En contrapartida los productos calificados como esenciales (canasta básica) estan regulados en bolivares a precios muy bajos y son accesibles para la clase trabajadora.

"Hasta ahora, mientras el precio del petroleo ha aguantado, el gobierno traia a mansalva estos productos comprando y pagando en dolares a los importadores privados y los vendia al publico a precios populares (muy bajos) en bolivares." Se trata de un mecanismo de subvención de los alimentos.

Se estima que el 40% de esos productos, los contrabandistas colombianos en combinacion con los apatridas venezolanos los sacaban fuera del país, a Colombia, por ejemplo. A los paramilitares colombianos el contrabando de productos venezolanos les daba más dinero que la produccion y comercialización de la cocaína, agrega en su análisis.

"Ahi y así se crearon y multiplicaron las organizaciones mafiosas trufadas de paramilitares colombianos de extrema derecha, que se enriquecian brutalmente a cambio de desangrar Venezuela y quitarle la comida a la gente", destaca.

"Mientras el precio del petroleo aguanto, el gobierno venezolano trajo y trajo comida y de todo, y dio dolares a los importadores que básicamente estafaban al gobierno poniendo sobreprecios en dolares y de mil formas y maneras, corrompiendo a los funcionarios para que certificasen que por ejemplo habian traido tres contenedores de repuestos de automoviles...cuando solo habian traído uno y lo habian pasado tres veces por la aduana."

Miles y miles de millones de dolares se fueron así, en corrupción, sentencia Otxtorena.

Funcionarios corruptos y oligarcas corruptores, los de siempre, los de toda la vida, blanquitos y rubios, los que tenían experiencia histórica en el manejo de cuentas en paraisos fiscales, triangulacion y manejo bancario internacional, y los contactos con las empresas suministradoras, continúa su exxplicación.

Cuando el gobierno venezolano, con la oposición en contra, cerró la frontera con Colombia el año pasado, los "bachaqueros" se giraron y empezaron a acaparar los productos básicos para venderselos a los venezolanos. El 90 por ciento de los bachaqueros que hacen cola son immigrantes colombianos que se dedican profesionalmente a esto.



Agrega que estos bachaqueros, están dirigidos y controlados por organizaciones colombianas, con la complacencia de la oposición, que ha llegado a definir como "trabajadores por cuenta propia" o "emprendedores" a esta plaga maligna, y recomienda buscar en Google declaraciones en ese sentido.

Las tiendas normales recurren a los mayoristas, a los pequeños importadores, a lo que el gobierno distribuye ahora, que es menos por la escasez de dolares y la bajada del petroleo, indica. Y sobre todo se surte del producto nacional, que no es mucho, porque en muchos casos los empresarios dejan de producir hasta que el gobierno les autoriza alzas de los precios.

El ejecutivo no duda en definir el fenómeno como una guerra, en medio de la cual está el pueblo venezolano, "tratado con simpleza por unos medios internacionales que alientan estos comportamientos golpistas y criminales, que no soportarían ni aguantarían ni en la décima parte si estos comportamientos se produjesen en sus países."

Su conclusión es contundente: "Todo vale para tumbar al Chavismo. Como sea, lo que sea, cuando sea... Lo unico que les importa, así quede el pais destrozado es sacar a los negros, pobres, indios, a la "gente fea" o "tierruos" del poder.
Son muy racistas y muy clasistas...lamentablemente..."

Vea también esta nota en LaTabla.com

Con información de Con el mazo dando

Publicar un comentario