Diez días antes de profanación de tumba de Gallegos medios y voceros opositores posicionaron el tema en la agenda

La bochornosa noticia, divulgada hoy, sobre la profanación de la tumba del escritor venezolano Rómulo Gallegos y su esposa en el principal cementerio de Caracas, estuvo precedida por una serie de informaciones sobre el tema generadas por medios y voceros opositores que, evidentemente, intentaron posicionarlo previamente en la agenda pública.

La tumba del escritor Rómulo Gallegos en el Cementerio General del Sur
Una revisión de contenidos con la etiqueta "profanación de tumbas" permitió ubicar una nota del diario 2001 (propiedad del Bloque De Armas) publicada el 3 de junio que fue titulada "Iglesia Católica afirma que profanación de tumbas es una injuria grave y escandalosa".

Y el día 4 de junio el dirigente opositor Richard Blanco (militante del partido Alianza Bravo Pueblo, dirigido por el exalcalde Antonio Ledezma), publicó en su cuenta de la red social twitter un video y fotos de una visita al Cementerio General del Sur (donde ocurrió la profanación del sepulcro del autor de Doña Bárbara) mostrando y comentando sobre la situación de profanación de tumbas en ese camposanto.


En el caso de la publicación del diario, llama la atención que la misma no hace referencia a un evento noticioso, sino que alude genéricamente y sin razón aparente a una postura doctrinal de la Iglesia Católica. Asimismo la afirmación no está atribuida ni a un vocero eclesiástico ni a un documento oficial. Se trata de una nota sin fuente, lo cual no es habitual en la práctica periodística.

La nota del diario 2001 el 3 de junio

Mientras que en el caso del recorrido del vocero opositor tampoco se observa la referencia a casos concretos de profanación sino a comentarios generales sobre la situación del cementerio, la cual atribuye directamente al alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez.

En su recorrido por el cementerio, Blanco fue apoyado por Richard Humberto Blanco, un joven que se identifica como estudiante de comunicación social y miembro de la juventud de ABP. Durante los días 4 y 5 de junio publicó tres mensajes con fotos del camposanto donde posaba el dirigente político.

Y el día viernes 10 volvió sobre el tema relacionando la situación del cementerio con la información de la primera revisión de las firmas para solicitar el referendo revocatorio, entre las que se identificaron los datos de 11 mil personas ya fallecidas.


El cementerio más grande de la ciudad está enclavado en un zona rodeada de barrios populares e informales, donde tradicionalmente hay grupos delictivos que contribuyen con el clima de inseguridad en el lugar.

Además está documentada la extracción de restos humanos por parte de practicantes de religiones de origen africano conocidos como "paleros".

Sin embargo tal situación nunca había llamado la atención de los grupos de oposición.



A esto hay que agregar como dato llamativo que el 30 de mayo el diario Miami Herald publicó un reportaje sobre la profanación de tumbas en el cementerio cubano conocido como la  Necrópolis de Colón, en La Habana. Este trabajo bien documentado con casos concretos expone la situación que afecta ese enorme camposanto de la capital caribeña, provocada por la misma práctica religiosa del llamado Palo Monte.

Cabría la posibilidad de que la idea de posicionar en la agenda venezolana la profanación de tumbas haya surgido tras la lectura del trabajo del Herald.

De lo que no parece haber duda es que la situación reportada hoy en Caracas forma parte de una linea de construcción simbólica que apunta a "demostrar" la barbarie y la crisis humanitaria que justificarían una intervención internacional en la nación suramericana.

Publicar un comentario