Paramilitares descuartizaban a sólo pasos de casa presidencial de Colombia (Fotos)

A unas cuadras de la Casa de Nariño, sede de la presidencia de Colombia, en un sector conocido como el “Bronx”,   fueron encontradas casas adaptadas con calabozos y zonas para tortura y descuartizamiento.

Estas prácticas son iguales a las aplicadas por los paramilitares en muchas otras regiones de ese país donde impusieron su ley de terror y violencia, describió el portal web desdeabajo.info.

 Esta nota también puede ser vista en LaTabla.com

El área bajo control de bandas paramilitares tenía 16 años operando
Los grupos paramilitares se caracterizan por involucrarse directamente con las mafias de la droga y cometer actos actrces contra la población civil como masacres y expulsión de sus regiones, fenómeno conocido como “desplazamiento forzado”, pues precisamente estas eran las prácticabas que aplicaban los capos del “Bronx” contra las personas en situación de calle (Indigentes) que vivían en uno de los lugares más deprimente de Bogotá,

Sí los indigentes no cooperaban con las mafias del Bronx estos eran expulsados e inclusos asesinados, describieron diversos medios neogranadinos. Acciones que suelen ser cometidas por los paramilitares.

En el Bronx, la zona desalojada la semana pasada por 2 mil 500 efectivos de seguridad, entre polícias, soldados y el Ejército ocurrían crímenes como violaciones a niños y niñas, ventas de drogas, y diversos tipos de torturas .

Picaban a la gente a pocas cuadras de la Presidencia
En el corazón del Bronx funcionaban tres casas de pique. “Allí picaban a la gente, los que debían droga, los que se las robaban, algunos que creían eran agentes encubiertos y hay información de las personas que residían allí, de que los metían en canecas con ácido para desaparecerlos”, dijo el director nacional del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de Colombia , Julián Quintana, narró el reciente 31 de mayo, el portal Kienyke.com

Agentes del CTI encontraron cosas parecidas a lo que se registró en las casas de pique de Buenaventura: Paredes manchadas de sangre, ropa rasgada, machetes con sangre.

Una de estas casas llamó la atención de las autoridades. Ingresar no fue tan fácil, una puerta blindada a prueba de balas y granadas impedía su fácil acceso.

“Era uno de los edificios más custodiados del sector del Bronx”, explicó Quintana. ¿Qué escondía? En la construcción de cuatro pisos funcionaba una cárcel. De hecho, fue rescatada una persona que estaba amarrada de pies y manos, agregó el citado portal.

El director nacional del CTI reveló que se encontró un foso al que arrojaban gente que habían torturado para que perros hambrientos se los comieran.

Prostitución infantil
El operativo permitió desarticular redes de prostitución infantil, de esclavitud, macabros asesinatos, además del tráfico de drogas. “Una niña de 14 años murió por sobredosis en el Bronx el año pasado. Integrantes de la organización violaban a los niños/as; tenían, además, un portafolio de prostitución en la internet”, declaró Julián Quintana a radio Caracol, publicó desdeabajo.info.

Quintana también narró que las mafias reclutaban  menores en los colegios del sur de Bogotá “con el fin de explotarlos sexualmente y para el contrabando de cigarrillos”.

En diálogo con el portal KienyKe.com , Claudia Quinero, directora de la Fundación Anne Frank, señaló que  más de 300 jovencitas menores de edad son reclutadas en el Bronx año tras año, y allí son obligadas a prostituirse, teniendo relaciones sexuales en su mayoría con habitantes de calle, y también como expendedoras de drogas, narró el medio.

Los sayayines, los amos del Bronx
Sayayines es el nombre de la banda que operaba y tenía el control en el Bronx, narraron diversos medios colombianos.

Entre otras cosas ellos se encargaban de que los muertos no queden dentro de la zona. Los que quedaban adentro eran picados y enterrados para que la policía y el CTI no adelantaran levantamiento en su territorio, reportó kienyke.com.

Peleas ilegales
El director del CTI reveló que existe material probatorio para pensar que “niños eran obligados a pelear”. Como perros salvajes, los capos del Bronx obligaban a los menores, en su mayoría habitantes de la calle, a pelear, a destruirse entre sí.

El premio para los niños que ganaban el improvisado y salvaje encuentro pugilístico, podía ser un plato de comida o una dosis de droga, relató el citado portal http://www.kienyke.com .



Esclavos
“Los habitantes de la calle que vivían en el Bronx estaban siendo esclavizados”, dijo el director del CTI, Julián Quintana.

Esta forma de esclavitud de la que habla el funcionario funcionaba a manera de canje. Las mafias del Bronx dejaban a los habitantes de calle permanecer en los territorios que controlaban, a cambio de que estos cumplieran dos funciones: 1.

Comprar la droga que las mismas mafias vendían y 2. Ayudar a “campanear”, es decir, avisar cuando al Bronx entraran personas extrañas. Fue de esta forma que los agentes del CTI fueron secuestrados y torturados en 2015, reportó   http://www.kienyke.com .

Las mafias del Bronx también vendían licor adulterado, tenían pequeñas fábricas para producir licor. Robaban bicicletas, partes de automotores. Tenían más de 900 máquinas ilegales de juego. Contrataban habitantes de la calle para cometer delitos. Eran quienes transportaban las drogas y quienes sacaban los muertos que fallecían dentro de ese lugar, describió Quintana, citó desdeabajo.info.

Policías corruptos
De acuerdo con el director del CTI, el operativo no se pudo realizar antes porque las mafías  tenían comprados a funcionarios de la policía y de la fiscalía.

“Dentro de la investigación establecimos que había agentes tanto de la policía como de la fiscalía que estaban trabajando con esta organización, y uno de los problemas que tuvimos fue la filtración de la información. Siempre que nosotros queríamos hacer una intervención se filtraba la información y los delincuentes huían, quedaban allí sólo los habitantes de calle, así que nos tocó con la policía traer funcionarios, inclusive del CTI del nivel central y de la policía fuera de Bogotá, con el objetivo de que no se filtrara la información. Estaban pagando hasta 80 millones de pesos por información acerca del operativo del Bronx.

Afortunadamente eso lo pudimos mitigar y le dimos una sorpresa a la organización”, dijo Quintana.

Un cocodrilo para amenazar
Los antiguos habitantes de la calle del Bronx, denunciaron que las mafias que dirigían el sector además de utilizar perros de raza Pitbull también tenían un cocodrilo que era utilizado para castigar a quienes tenían deudas con ellos, reportó el 2 de junio noticiasrcn.com.

16 años de crímenes
En total, durante 16 años ocurrieron crímenes crueles a pocas cuadras de la presidencia de Colombia, pues según refieren diversos portales web, el origen del Bronx, sector de alta peligrosidad data de mitad del año 2000.

En febrero de este año, un articulo firmado por William Gerardo Alba Riveros, y publicado por el  portal colombiano, las2orillas.co, el autor describió que el Bronx se encontraban cerca de otras instituciones del Gobierno Nacional.

“Hoy, a una cuadra de la Dirección de Reclutamiento del Ejército Nacional, a dos del Comando Metropolitano de Policía Nacional, a seis de la Alcaldía Mayor de Bogotá y a siete de la Sede de la Presidencia de la República, funciona sin mayores contratiempos un jugoso y productivo mercado en el que bien puede ser el más grande Centro Comercial de estupefacientes en el país: La Calle del Bronx, que con no más de 55 casas y tres cortas calles, mueve a diario más de 70 millones de pesos con el solo tráfico de bazuco, distribuye alrededor del 90% de la droga que se consume en la ciudad y alberga a más de 2.000 personas entre consumidores y habitantes de calle”, publicó la citada fuente.

El operativo llevado a cabo en uno de los barrios más peligrosos del país, empezó a prepararse hace más de un año cuando el director del Cuerpo Técnico de Investigaciones (CTI) de la Fiscalía General de la Nación, el señor Julián Quintana fue comisionado por el Fiscal General para que descifrara lo que allí estaba sucediendo. La orden le llegó luego que dos de sus investigadores fueron secuestrados allí. En el curso de la investigación la sospecha, y posterior confirmación, de lo allí encubada era tenebroso: el secuestro de extranjeros que se aventuraban a ingresar allí en busca de narcóticos, así como funcionarios públicos que terminaban retenidos allí y por los cuales pedían dinero a cambio de su libertad, así lo dio a conocer el portal web desdeabajo.info.

Una semana después de que el marginado sector fuese desalojado continúan apareciendo espeluznante relatos de los delitos y tragedias cometidas a pocas cuadras de la Casa de Nariño, sede de la Presidencia colombiana.







Publicar un comentario